Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Denuncias contra Colau por ir contra los pisos turísticos

Los vecinos que alquilan pisos turísticos se querellan contra Colay y piden la retirada del plan de apartamentos

Protesta de vecinos que alquilan sus pisos a turistas.
Protesta de vecinos que alquilan sus pisos a turistas.

Los particulares que alquilan pisos turísticos agrupados en la Plataforma Pro Viviendas Turísticas se han querellado contra la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau y otros tres concejales por un presunto delito de prevaricación por “ensañarse contra con los pisos turísticos”. La Audiencia Provincial estudia si admite la querella criminal a trámite, mientras sí ha admitido una demanda que pide la anulación del Plan Urbanístico que de facto prohíbe nuevos pisos turísticos.

La querella por presunta prevaricación, además de Colau está presentada contra los concejales Gerardo Pisarello (teniente de alcalde de Economía, del que cuelga la cartera de turismo), Janet Sanz (teniente de alcalde de Urbanismo) y Gala Pin (concejal de Ciutat Vella). De administraciones anteriores también figuran en la querella Mercè Homs y Antoni Vives, responsables de Ciutat Vella y Urbanismo en el ejecutivo del ex alcalde Xavier Trias; y Ramon García Bragado, en calidad de concejal de Urbanismo durante el último mandato socialista, en 2010.

El Ayuntamiento no tiene constancia directa de la presentación de la querella criminal, explicó ayer la concejal de Ciutat Vella, Gala Pin. “Estamos muy tranquilos”, aseguró Pin, que entiende que el motivo de la demanda no es “legítimo” y “no prosperará”.

La presidenta de la Plataforma Pro Viviendas Turísticas, Elizabeth Casañas, consideró ayer que les que “las autoridades se han extralimitado y se han ensañado contra de los apartamentos vacacionales sistemáticamente, durante años y de forma discriminatoria frente a otras ofertas de alojamiento no colaborativo”. Como ejemplo de “ensañamiento” sitúa la aprobación de planes urbanísticos “prohibitivos de nuevos emplazamientos legales de viviendas de uso turístico”.

Se refería al Plan Especial de Viviendas de Uso Turístico (PEHUT), que el ejecutivo de Colau aprobó a toda prisa en abril: el plan prohíbe abrir nuevos pisos turísticos y se aprobó un mes antes de que finalizaran las prórrogas a la moratoria de Xavier Trias, cuando el consistorio se habría visto obligado a dar nuevas licencias para pisos turísticos en toda la ciudad.

Casañas y el letrado de la plataforma, Marc Pertiñez, aseguraron que el PEHUT “lesiona derechos fundamentales y vulnera la directiva europea de servicios” y recordaron que fue aprobado “sin exposición pública previa ni alegaciones”. Algo que ya denunció en su día la patronal de los pisos turísticos, Apartur, y que los grupos de la oposición reprocharon al equipo de Colau , a quien acusaron de “chantajearles” y “coaccionarles” al tener que decidir entre votar a favor de la prohibición o abrir la veda a la legalización de nuevos pisos en toda la ciudad.

Más información