Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Generalitat valenciana y Gobierno celebran separados la Constitución

Puig acusa al PP de "deslealtad institucional" por no acudir al acto organizado en Alicante

Puig, de pie, en el acto para celebrar la Constitución celebrado en Alicante. Ampliar foto
Puig, de pie, en el acto para celebrar la Constitución celebrado en Alicante. EFE

La celebración del Día de la Constitución en la Comunidad Valenciana ha servido para escenificar las discrepancias del Consell y la Delegación del Gobierno en la Comunidad Valenciana, que han organizado celebraciones separadas en Alicante y Valencia, respectivamente.

El presidente de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, ha criticado este mediodía la "deslealtad institucional" del PP regional, después de que los máximos dirigentes se hubieran ausentado del acto convocado por el Consell en el complejo cinematográfico Ciudad de la Luz. Un decreto fijó el pasado año la ciudad de Alicante como sede permanente del festejo de la Carta Magna, por lo que Puig ha dicho "no entender" la postura de los populares.

El PP valenciano ha optado por acudir a la sede de la Capitanía General de Valencia, a la lectura ininterrumpida de la Constitución organizada por el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, en la que ha participado el arzobispo Antonio Cañizares. Los populares consideran que la Ciudad de la Luz no era "el sitio más idóneo" para celebrar la efeméride y en Valencia, por el contrario, se hallaba representada "la verdadera Comunidad Valenciana".

En esta línea, la líder del PP regional, Isabel Bonig, ha asegurado que el de hoy es un "día de fiesta grande para todos los españoles", ha criticado a Puig por no desplazarse a Madrid a celebrarlo como otros presidentes autonómicos y ha abogado por que el año que viene haya un "único acto oficial", según informa Efe.

En el extremo contrario, el jefe del Consell, que es el máximo representante del Estado en la Comunidad Valenciana, ha defendido la elección de Alicante como sede de la celebración, durante la que se han entregado distinciones a Cruz Roja y al catedrático de la Filosofía de la Universidad de Valencia Javier de Lucas por su "defensa de las libertades y derechos constitucionales".

Puig ha atribuido la elección del escenario a la "labor de coser" el territorio que se ha marcado a sí mismo. "El de hoy es un día de unión y convivencia, pero actuar de forma desleal es la peor de las pedagogías posibles", ha señalado luego, a preguntas de la prensa, en alusión a los populares.

En términos similares se ha expresado la vicepresidenta, Mónica Oltra, al aludir a la "fuerza simbólica" de la ciudad alicantina, pues fue aquí donde concluyó la Guerra Civil y donde comenzó el "éxodo" de decenas de miles de personas ante la dictadura que iba a asentarse en España.

En sus respectivos discursos, tanto Puig como Oltra han coincidido en la necesidad de reformar la Constitución para actualizarla y ponerla al servicio de los ciudadanos, "como respuesta al miedo" y para ir contra "la inacción y el inmovilismo". "En 1978 se puso en pie el Estado de las Autonomías, pero este necesita actualmente una profunda reforma. La sociedad española ha cambiado mucho y defender hoy la Constitución es defender su reforma", ha dicho el jefe del Consell.

Posteriormente, en declaraciones a los periodistas, Puig ha reconocido que la de la Carta Magna es una "historia de éxito", pero en su opinión "urge reformarla" para mejorar algunos instrumentos y derechos que "tienen que ver con la igualdad de hombres y mujeres, el Estado de Bienestar o el Estado social", así como para permitir un "nuevo encaje territorial".

Esa reforma se debe abordar, en su opinión, "con tranquilidad y sosiego, sin frentismo" a fin de tener "40 años más de convivencia en España". Una España que debe caminar, ha añadido, hacia una fórmula federal que garantice la "igualdad entre los ciudadanos y la singularidad de los territorios". Esa igualdad, según Puig, no se da en la actualidad. Al contrario, "es evidente que eso hoy no es así, tenemos un sistema de financiación que no funciona y unas asimetrías que tenemos que superar".

En otro plano, a preguntas de los periodistas, el presidente valenciano ha explicado que no cuenta aún con un balance de los daños causados por las últimas lluvias. Aunque las ha calificado en general de "positivas", ha asegurado que el Consell estará "al lado de los agricultores" que se hayan podido ver perjudicados. También se ha referido al ruinoso complejo Ciudad de la Luz como un ejemplo de "políticas pasadas", ha lamentado que cueste dinero cada año a las arcas públicas pese a su inactividad y ha expresado su deseo de que la Comisión Europea desbloquee la situación y permita desarrollar "un proyecto innovador" en sus instalaciones.

Más información