Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmena destinará ocho millones para un polideportivo en La Latina

El Ayuntamiento prevé construir un espacio de uso deportivo y cultural en la plaza de la Cebada

El solar de La Cebada que albergará una piscina e instalaciones deportivas y culturales.
El solar de La Cebada que albergará una piscina e instalaciones deportivas y culturales.

El Ayuntamiento de Madrid ha presupuestado 8 millones de euros para la creación de un polideportivo en la plaza de la Cebada, en el barrio de La Latina. El proyecto, que en los presupuestos aparece con el epígrafe de "espacio ciudadano" tendrá zonas de uso deportivo y cultural. Se prevé que las labores duren tres años. Las asociaciones vecinales que tienen en gestión el espacio abogan por "una cogestión" de las instalaciones, pero el Consistorio no confirma este punto.

La plaza de La Cebada, en el barrio de La Latina, tendrá un polideportivo de aquí a tres años. Este es, por lo menos, el compromiso del equipo liderado por Manuela Carmena (Ahora Madrid), que ha presupuestado 8 millones de euros para la creación de este espacio que recuperará parte de las anteriores instalaciones existentes en la zona, como la piscina municipal.

Después de la demolición de la piscina municipal, el exalcalde Alberto Ruiz-Gallardón (PP) cedió temporalmente el solar a la FRAVM, entonces dirigida por el concejal de Ahora Madrid Nacho Murgui, que delegó la gestión la Asociación de Vecinos de Centro-La Latina. De esta concesión nació un espacio renombrado Campo de la Cebada, donde se realizan actividades deportivas y culturales.

A partir de 2017 el Ayuntamiento destinará la primera parte de dinero para la construcción del polideportivo (unos 200.000, a los que se irán sumando el resto de los más de siete millones). La instalación deportiva acogerá, al menos, una piscina cubierta, un gimnasio, salas termales y de rehabilitación, además de vestuarios y áreas verdes multifuncionales para actividades culturales y vecinales. El Consistorio prevé que el centro podrá abrir sus puertas a partir de la primavera de 2019 y no incluye la remodelación del mercado colindante, tal y como se propuso durante el mandato de la alcaldesa Ana Botella (PP).

Los representantes de la asociación vecinal que gestiona ahora el solar revelan que se reunieron con los representantes del Ayuntamiento, quienes les aseguraron sobre la posibilidad de avanzar hacia un modelo mixto de gestión. Los vecinos abogan por la "cogestión" para dirigir la nueva instalación: un sistema "donde el Ayuntamiento gestiona una parte, y el ciudadano otra", explican desde la asociación que gestiona el Campo de la Cebada. Y hablan de la voluntad de mantener el "espacio público para acoger varias actividades", que permita a los vecinos poder dirigir u organizar parte de las actividades que se irán desarrollando en las instalaciones.

Fuentes oficiales del Ayuntamiento vinculan la construcción de este espacio a una "estrategia" del gobierno de Ahora Madrid dirigida a "devolver el Distrito Centro a sus vecinos y residentes, recuperando servicios públicos y mejorando su calidad de vida". No obstante, admiten que de momento no se ha establecido cómo se gestionará el polideportivo, aunque señalan que "no se descartan fórmulas de colaboración público-social tal y como el Ayuntamiento trata de impulsar en otros ámbitos".

Parte de la oposición no está de acuerdo con este enfoque. Sofia Miranda, concejal de Ciudadanos, sostiene que prometer a los vecinos una cogestión de un centro deportivo municipal es "engañoso". "El problema es que es legalmente imposible. Hay informes de intervención que reconocen solo dos formas de gestionar centro deportivos y culturales: la gestión total del Ayuntamiento o la concesión a un ente privado", explica.

Por esto, según la edil, tanto en el método de gestión como en los tiempos de realización del polideportivo, el Ayuntamiento "no está siendo realista". "Teniendo en cuenta la experiencia de cómo están ejecutando los presupuestos este año, y cómo lo hicieron en el anterior, no van a llegar a tener este espacio listo en tres años. Las expectativas que han creado en los vecinos no se ajustan a la realidad", concluye.

Un espacio “sin ideología”

"Un polideportivo en la zona es una petición de los vecinos de hace años", explica Manuel Pasqual, uno de los componentes de la asociación que gestiona el Campo de la Cebada. En este lugar, donde muchos jóvenes del barrio se reúnen para practicar deportes o actividades culturales, tampoco han faltado los mitines de políticos, entre ellos de la alcaldesa Manuela Carmena, o de la portavoz del gobierno municipal Rita Maestre.

"La Cebada no tiene ideología", responde Manuel, quien considera que asociar el espacio a una formación política es un error. "No está vinculado a ningún partido", reitera, a la vez que explica que la voluntad de los vecinos no es que el espacio se conceda a un grupo con una ideología especifica, que utilice el centro para su propio interés. "Hay que garantizar lo público y por esto tiene que estar el Ayuntamiento que lo gestione, pero a través de políticas que permitan al ciudadano implicarse más", afirma.

Más información