Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez ordena prisión sin fianza para los padres del bebé fallecido en Málaga

Los jóvenes, acusados de un presunto delito de asesinato y malos tratos

Vivienda en la que residen los padres del bebé, en la barriada Puerto de la Torre de Málaga.
Vivienda en la que residen los padres del bebé, en la barriada Puerto de la Torre de Málaga.

El titular del Juzgado de Instrucción número 13 de Málaga ha decretado prisión provisional, comunicada y sin fianza para los padres de la bebé de tres meses que llegó el jueves al Hospital Materno Infantil ya fallecida con signos de maltrato.

Esta mañana los progenitores fueron puestos a disposición judicial y tras la declaración de los mismos el juez ha ordenado su ingreso en prisión por un presunto delito de asesinato y malos tratos, según han informado a Efe fuentes judiciales.

Los arrestados no se han negado a declarar pero no ha trascendido el contenido de las mismas al estar secretas las actuaciones.

Tras la toma de declaración el titular del juzgado se ha inhibido a favor del juez del Juzgado de Instrucción número 10 de Málaga, que estaba de guardia el pasado jueves cuando ocurrieron los hechos.

La autopsia practicada a la bebé revelaba que murió de manera violenta debido a un traumatismo craneal y síntomas evidentes de desnutrición.

A los padres -a los que no les constan antecedentes penales ni policiales y que son jóvenes y españoles- previsiblemente se les hará una valoración del estado psíquico.

Además de la autopsia, al cadáver se le han practicado otras pruebas complementarias, toxicológicas y un estudio patológico.

La Policía Nacional continúa con las investigaciones después de que el jueves, a primera hora de la mañana, el padre acudiera al hospital con la pequeña ya fallecida en brazos, por lo que los pediatras alertaron a la Policía Nacional.

El padre, al detectar que la bebé se encontraba mal, decidió llevarla al hospital malagueño pero cuando llegó la pequeña ya estaba muerta.

La madre, que también ha sido detenida, ha asegurado que se encontraba trabajando cuando sucedieron los hechos, extremo que investigan la policía.

En el registro al domicilio familiar los agentes han detectado indicios de una situación de abandono y posibles malos tratos.