Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una reunión de estibadores colapsa el acceso de camiones al puerto

Una asamblea de los trabajadores ralentiza la actividad de carga y descarga en los muelles

Camiones esperando a entrar en el puerto, ayer por la tarde.
Camiones esperando a entrar en el puerto, ayer por la tarde.

Sin los estibadores, poco hay que hacer en un puerto. Como encargados de cargar y descargar las mercancías de los barcos, son una pieza fundamental. Su ausencia se nota. Una muestra de ello es lo que ha ocurrido este jueves en el puerto de Barcelona: una asamblea de estibadores, a primera hora de la mañana, ha paralizado casi por completo la actividad en las terminales y ha provocado, de paso, colas kilométricas de camiones que pretendían entrar o salir de la zona portuaria.

La asamblea se ha celebrado a primera hora de la mañana. Al estar reunidos la inmensa mayoría de estibadores -"sus asambleas son multitudinarias", admiten fuentes del sector- la actividad operativa ha quedado prácticamente paralizada. Desde primera hora se registraron, además, colas kilométricas de camiones que obligaron a la policía portuaria a controlar el tránsito de camiones.

Acabada la asamblea, los estibadores volvieron a sus puestos de trabajo. Pero la ralentización de la actividad y las colas continuaron hasta la tarde porque, según fuentes de la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB), los estibadores -inmersos en la negociación del nuevo convenio- trabajaron "al ralentí" y "con rendimientos muy bajos".

Los estibadores sostienen, por su parte, que ni están de huelga ni han dado directrices para ralentizar el trabajo. Pero sí admiten que la negociación del convenio colectivo flota en el ambiente y que los trabajadores la tienen en cuenta a la hora de abordar su actividad. Existen discrepancias abiertas con las empresas sobre la negociación del convenio que, según el puerto, "están afectando a la actividad".

"Esperamos que resuelvan este asunto pronto", comentó una portavoz de la APB, que está asesorando a las empresas para que la operativa sea lo más normal posible. "Lo que se está aconsejando es que salgan solo las cargas urgentes, y que las no urgentes se envíen otro día".