Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salud detecta 3.500 personas en riesgo de suicidio

El protocolo de actuación para evitar tentativas ya está desplegado en todo el territorio catalán

Una mujer con un trastorno emocional.
Una mujer con un trastorno emocional. Wikimedia Commons

El Departamento de Salud ha detectado 3.500 personas en riesgo de suicidio. La puesta en marcha en 2014 de un protocolo de actuación para evitar tentativas (Código Riesgo Suicidio) ha permitido identificar y monitorizar individuos con conductas suicidas y evitar que se consumen. El consejero de Salud, Toni Comín, ha celebrado este viernes la buena marcha de la iniciativa e incluso ha vinculado la activación del Código Riesgo Suicidio con la reducción de muertes por suicidio en 2014 con respecto a 2013. Según el último análisis de mortalidad del Departamento, Cataluña registró 526 suicidios en 2014, 11 menos que el año anterior, cuando se alcanzó la cifra más alta notificada con 537 muertes por esta causa.

La tasa de suicidios en Cataluña es, según el Instituto Nacional de Estadística, más baja que la española y la europea. Pero sigue siendo demasiado alta para los estándares de Salud, que quiere reducir un 10% esta incidencia de cara a 2020. Desde el inicio de la crisis, los suicidios aumentaron un 48% y se mantienen como la primera causa de muerte prematura entre personas de 15 a 45 años.  De hecho, los fallecimientos por este motivo, ya duplican a las muertes por accidentes de tráfico (249 víctimas en 2014).

La gran estrategia para conseguirlo es el Código Riesgo Suicidio, que hace un seguimiento de los pacientes en riesgo para evitar que las tentativas se consumen. Los actores sanitarios implicados —Sistema de Emergencias Médicas (SEM), atención primaria y especialistas— reciben las alertas de posibles casos de riesgo (que han cometido una tentativa o tienen determinantes de riesgo) y los incorporan a su registro para monitorizarlos. Tras la salida del paciente del hospital, los equipos del CRS se aseguran de que en 10 días —72 horas si es adolescente— esta persona visite a su médico especialista en atención primaria para controlar su estado. El plan contempla un seguimiento intensivo durante un año.

Comín ha avanzado que, desde que se puso en marcha el protocolo de actuación —arrancó en 2014 pero está desplegado en el 100% del territorio desde principios de 2016—, se ha identificado 3.500 personas, 2000 más que hace un año, cuando se había extendido el Código Riesgo Suicidio en un 54% de Cataluña. "El 64% son mujeres con una media de edad de 41 años y el 10% son menores de 18 años", ha perfilado el consejero. "Los factores de riesgo son, en un 70% de los casos, trastornos mentales; en un 62%, situaciones vitales adversas; en un 47%, sentimiento de desesperanza; y en 39% de los casos, por un estado de conciencia alterado, un elemento muy vinculado a algunos trastornos mentales", ha especificado Comín.

Más información