Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Casas de paja sostenibles?

Una ruta guiada muestra una selección de edificaciones respetuosas con el medio ambiente en la región

Edificio sostenible en la calle de Almonte del Ensanche de Vallecas. Ampliar foto
Edificio sostenible en la calle de Almonte del Ensanche de Vallecas.

Hay un sitio en Alcorcón donde hacen casas de paja. Se puede pensar que si viene el lobo podría derrumbarlas de un soplido, pero no es así: estas construcciones, hechas con el sistema de balas de paja Bala Box, son bastante sólidas, pero sobre todo son un ejemplo de construcción con bajo coste ambiental. Además de paja, tienen paredes de adobe, estructura de madera, cubierta vegetal y revestimientos de yeso de Albarracín. La empresa que las fabrica, Tocar Madera (autovía de Extremadura, kilómetro 13,5), es una de las visitas guiadas gratuitas (día 16) que organiza La Casa Encendida a edificios y actuaciones urbanas sostenibles en Madrid.

Para que un edificio se considere sostenible tiene que cumplir ciertas condiciones: relación armónica con el entorno (desde el punto de vista arquitectónico, histórico, medioambiental o socioeconómico); que ahorre energía y otros recursos, o que los usuarios o vecinos hayan participado de forma activa en su diseño o en su gestión. “Hace años la sostenibilidad parecía algo muy novedoso, muy minoritario, pero hoy en día existe mucha concienciación. Ahora es algo de sentido común”, dice Alberto Vigil-Escalera, coordinador de las visitas junto con David Miquel, ambos del estudio de arquitectura MQL Rehabilitación sostenible y energética.

En Madrid va apareciendo este tipo de construcción sostenible y estas visitas lo divulgan. Hoy comienza el ciclo con un viaje al barrio de San Cristóbal de Los Ángeles en el que los interesados podrán conocer un ejemplo de rehabilitación energética. “Nuestro parque de viviendas tiene una baja calidad ambiental. Hasta 1979 no hubo leyes con criterios energéticos, así que los edificios anteriores suelen tener falta de aislamiento térmico y acristalamientos poco aislantes...”, dice Vigil-Escalera. Mediante rehabilitación se pueden paliar deficiencias.

El edificio Ecobox, en la zona de La Moraleja, es la sede de la Fundación Metrópoli, dedicada a la investigación de urbanismo bioclimático y sostenible. Hasta allí irá la visita del 23 de noviembre, en la que se mostrará cómo usa energía geotérmica, ventilación natural, energía fotovoltaica o efecto chimenea en su patio central, medidas que lo convierten en un referente de la eficiencia energética.

El día 30 se visitarán en Pozuelo de Alarcón las actuaciones urbanas en el Centro de Recursos de Educación Ambiental para la Sostenibilidad (CREAS): mariposario, hospital de plantas, aparcamiento para bicis, huertos o iluminación con farolas solares. No son los únicos: en ciclos anteriores se han visitado el Hemiciclo Solar, en Móstoles; el Proyecto Sunrise, en Ensanche de Vallecas; la plaza Ecópolis, en Rivas; la sede central de Endesa, y edificios de viviendas en Centro o Carabanchel.

El ciclo de visitas coincide este mes en La Casa Encendida con los Cafés Scientifiques (días 15 y 16): debates informales y accesibles sobre edificaciones sostenibles, con ejemplos de ciudades españolas y británicas, de la mano de expertos como Fran Bradshaw, Antonio Baño, Andy Campbell o Susana Moreno. “La crisis ha supuesto un problema para muchas iniciativas de sostenibilidad, pero también ha generado cierto consenso en torno el nuevo modelo de construcción: si antes se optaba por la obra nueva, ahora se apuesta por la rehabilitación”, concluye Vigil-Escalera.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información