Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento pide que no se desaloje un inmueble del Raval

El consistorio intercedió con el propietario del edificio que ha conseguido la orden judicial del desahucio del bloque Rimaia donde viven 18 personas y tres menores

El edificio okupado en el 12 de la ronda Sant Pau de Barcelona
El edificio okupado en el 12 de la ronda Sant Pau de Barcelona

Los habitantes del edificio okupado en el 12 de la ronda Sant Pau de Barcelona, bautizado como nueva Rimaia, en el barrio barcelonés del Raval hicieron ayer un llamamiento a todas las entidades y activistas para realizar un resistencia activa a la amenaza de desalojo inminente.

El pasado 20 de febrero se okupó todo el edificio que consta de cinco plantas y local. En el inmueble viven 18 personas, tres menores y es sede de diferentes colectivos de inmigrantes e incluso un grupo de crianza compartida.

A finales de septiembre, el Juzgado de Instrucción 31 de Barcelona ordenó a los Mossos d'Esquadra el desalojo sin comunicación previa. Ayer, el Ayuntamiento de Barcelona solicitó al juzgado la suspensión del desalojo al entender que tres de las familias que viven en el edificio “presentan una grave vulnerabilidad”. El consistorio pidió más tiempo al juzgado para asistir a las familias y quiso dejar claro que intentó, dialogando con el propietario, evitar en desalojo de este inmueble, “situado en una de las zonas de la ciudad con más demanda y necesidad de vivienda, que ha estado desocupado durante décadas”.

Los activistas realizaron la tarde de ayer diversos actos de protestan y animaron a la resistencia al resto de simpatizantes. Desde uno de los balcones se realizaron diferentes conciertos para decenas de simpatizantes contrarios al desalojo.