_
_
_
_

Móstoles multa a una Iglesia por el ruido de sus campanas e investiga a otros dos templos

El PP en la oposición dice que el Gobierno no resuelve los ruidos en la ciudad, pero considera prioritario sancionar a la iglesia por las campanas

Imagen de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.
Imagen de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.
Esther Sánchez

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

El tañido de las campanas de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, la más antigua de Móstoles (siglo XII), supera los decibelios permitidos por la normativa municipal. El Ayuntamiento ha abierto un expediente sancionador (en fase de alegaciones) que supone una sanción de 16.000 euros. Otros dos templos del pueblo están siendo investigados por el mismo motivo. El edil de Urbanismo sostiene que no se trata de ninguna persecución a la Iglesia, sino al ruido. El párroco replica que se llevan tocando toda la vida.

El 14 de septiembre, dos días después de la procesión de la Virgen, dos técnicos municipales se personaron en la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción para medir los decibelios que produce el repique de las campanas. El Ayuntamiento había recibido denuncias telefónicas de los vecinos por el ruido, explica Eduardo Gutiérrez, concejal de Urbanismo y portavoz de IU-LVCM. Al párroco, Ignacio Torres, no le había llegado ayer ninguna comunicación oficial sobre la sanción, aunque si había oído rumores. Se pregunta cómo va a poder hacer frente a una multa de 16.000 euros.

“El estudio de la medición ha arrojado unos datos que se pueden calificar de estruendo más que de ruido”, asegura Gutiérrez. La normativa permite hasta 55 decibelios y las campanas del templo alcanzan los 84. Con esos datos fue abierto un expediente sancionador, que se encuentra en fase de alegaciones, en el que se propone una multa por infracción muy grave. Una vez estudiadas las alegaciones, el Ayuntamiento decidirá si la aplica o no.

Más información
La Confederación del Tajo expedienta a Móstoles y a Arroyomolinos por los vertidos al Guadarrama
El PSOE recupera Móstoles tras 12 años de gobierno del PP

El Consistorio está investigando a otras dos iglesias del pueblo, pero todavía no ha abierto ningún expediente sobre ellas. “También por quejas vecinales”, aclara Gutiérrez. “Que nadie interprete que estamos contra la Iglesia. Perseguimos el ruido”, puntualiza.

La explicación no convence al PP. Jesús Pato, edil popular, declaró ayer que el gobierno tripartito (PSOE, Ganar Móstoles e IU-LVCM) “permite celebraciones de fiestas en solares ocupados ilegalmente, no resuelve los problemas de ruido nocturno en la ciudad, pero considera prioritario sancionar a la iglesia por el sonido de las campanas”. El PP considera que las campanas son un elemento que “forma parte de nuestra historia” e indica que ni siquiera se ha apercibido a la Iglesia. “Hay soluciones para reducir el sonido si existen molestias, pero la falta de diálogo del gobierno es premeditada”. El párroco reconoce que las campanas son grandes (una histórica de 1895 y otra de 1918), pero explica que no se tocan por la noche, de 21.30 a 10.00. Todos los días suenan a la hora del Ángelus (12.00) y ya por la tarde, a las 18.30, se dan tres avisos de 15 segundos para la misa de siete. En ese caso el toque es mucho más débil, asegura. En fiestas también suenan. Por ejemplo, cuando se celebra la procesión de la Virgen repican a rebato, lo que implica un sonido mucho más intenso. 

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Sobre la firma

Esther Sánchez
Forma parte del equipo de Clima y Medio Ambiente y con anterioridad del suplemento Tierra. Está especializada en biodiversidad con especial preocupación por los conflictos que afectan a la naturaleza y al desarrollo sostenible. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense y ha ejercido gran parte de su carrera profesional en EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_