Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un toque de chipotle

El restaurante Comala, una suerte de fusión 'mexditerránea', acaba de celebrar su segundo aniversario

Terraza del restaurante Comala.
Terraza del restaurante Comala.

"Comala está sobre las brasas de la tierra, en la mera boca del infierno". Esta frase, extraída de Pedro Páramo, de Juan Rulfo, representa la esencia del restaurante Comala (Plaza de la Lealtad; www.comala.es; 30 euros por persona) para sus ideólogos. Pero que nadie se equivoque: no todo pica en este restaurante, que acaba de celebrar su segundo aniversario.

Los ardores a los que se refieren son eminentemente mexicanos: "La carta es una fusión mediterránea-mexicana", dice el chef Jaime Gómez-Ibarlucea. No en vano (esta taquería, restaurante, coctelería) se autodefinen con una frase del icónico escritor mexicano, toman su nombre de una ciudad del país norteamericano y su logo son un cactus y un olivo. Evidencian esas intenciones con sus tacos de ropa vieja —"Esencia castellana con un toque de chipotle", dice el cocinero—; los de cochinita pibil; el guacamole o los gambones con chile o la corvina con achiote y lima. También son muy recomendables los huevos, en sartén, sobre mousse de hongos con foie de pato y setas silvestres salteadas con jamón ibérico y ajetes.

A la hora de beber, abrazan también el alma mexicana con cuidados (deliciosos y peligrosos) margaritas, sus refrescantes micheladas y, como no, tequilas y agaves. Y no se olvidan de una correctísima carta de vinos. Aunque su interior no es muy espacioso, lo compensan con una envidiable terraza-cenador (abierta todo el año; imprescindible reservar para conseguir mesa), aledaña al Ritz y a la Bolsa. Un entorno a la altura de sus propuestas gastronómicas, que seducen a todo el que se siente con ganas de fusión mexditerranéa.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información