Los inquilinos crearán un sindicato contra la subida de los alquileres

El organismo defenderá los derechos de los arrendatarios y luchará contra las subidas

Una mujer busca un piso de alquiler
Una mujer busca un piso de alquilerM. MINOCRI

Los precios de los alquileres se han disparado en Barcelona a niveles de antes de la crisis. En 35 de los 73 barrios de la ciudad la renta supera el salario mínimo. El 90% de los desahucios son de familias que no pueden pagar el alquiler. Con estos datos de fondo y los problemas para alquilar metidos de lleno en la opinión pública, el Observatorio DESC (de derechos económicos, sociales y culturales) ha lanzado la idea de crear un Sindicato de Inquilinos.

Más información

Es un tipo de organización que, con diferentes nombres (como Tenance Unions), existen desde hace años en países como Alemania, Dinamarca y Estados Unidos y que tienen dos objetivos: defender y asesorar a los inquilinos; y actuar como interlocutor, o hacer de lobby, con las administraciones. En general, coincide que en los países donde estos sindicatos son fuertes, los inquilinos tienen las condiciones más favorables y los parques de alquiler son mayores.

La directora del Observatorio, Irene Escorihuela, explica que la entidad lleva años estudiando estos sindicatos y que si en algún momento ha tenido sentido replicarlos en Barcelona es ahora: "Por la subida de los alquileres, la dificultad de encontrar un piso para emanciparse, los desahucios, la gente que tiene que cambiar de barrio o ciudad…". "En Berlín o Dinamarca son actores importantes cuando se habla del derecho a la vivienda y siempre nos hemos preguntado por qué aquí no hay", explica.

La idea de sindicato que plantea el DESC tiene dos patas. Una, una campaña política, para denunciar precios altos, la ley poco protectora… Y otra de servicio para las personas que viven de alquiler, con servicios jurídicos o asesoría. Escorihuela explica que todavía no saben qué forma jurídica tendrá el sindicato. Una de las opciones, explica, es contar con abogados o empresas "éticas" de seguros o de gestión de fincas.

"En los países donde tienen implantación su potencial es que tienen mucha gente detrás y son un actor importante", señala la directora del Desc, que insiste en que el sindicato no quiere dirigirse solo "a la gente en situación de emergencia, la que está amenazada de desahucio o tiene que irse de su barrio, sino también a hacer pedagogía y que la gente sepa lo que le puede ocurrir ante subidas como las que se están produciendo".

En Barcelona, según el Idescat, el 30% de los hogares son de vecinos que viven de alquiler. En números, son 200.000 hogares.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50