Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno valenciano perfila una subida de impuestos a las rentas altas

Los expertos concluyen que el sistema tributario es de los más regresivos de España

Renta 2015
Renta 2015  Una oficina de la Agencia Tributaria. EFE

La Generalitat valenciana perfila una subida del IRFP a las rentas altas y una bajada a las más bajas, así como cambios en los tributos de sucesiones y donaciones, entre otros, que tengan como resultado un aumento de la recaudación.

Estas son las propuestas principales del comité de expertos nombrado por la Generalitat, que han sido dadas a conocer este jueves. El documento concluye que la Comunidad Valenciana tiene hoy uno de los marcos "más regresivos" de España.

Los expertos no proponen un impuesto de estancias hoteleras y "establecimientos asimilados", pero piden abrir "un debate" sobre su implantación. El comité reclama reforzar los instrumentos de la lucha contra el fraude y elevar tributos a los vehículos más contaminantes

El consejero de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, y la secretaria autonómica Clara Ferrando han precisado que las recomendaciones de los expertos serán "tenidas en cuenta" y adaptadas en su caso para convertirlas en normas. Parte de ellas entrarán seguramente en vigor en 2017, aunque el consejero ha señalado que el sistema se irá cambiando a lo largo de la legislatura.

La modificación que más recursos adicionales proporcionaría al Gobierno valenciano sería la que afecta al impuesto de sucesiones y donaciones, reduciendo o suprimirendo bonificaciones, ha explicado el catedrático de la Universidad Jaume I de Castellón, Germà Orón, uno de los siete miembros del comité.

Uno de los beneficios que plantean suprimir es el que se aplica a las herencias de las empresas familiares. El presidente del comité y catedrático de la Universitat de València, Juan Martín Queralt, ha indicado que el trato a estas sociedades se instauró en España para evitar que el fallecimiento del dueño de una pequeña empresa, por ejemplo de un taller, implicase también la muerte del negocio.

"Hoy se ha ampliado el círculo de lo que se entiende por empresa familiar", ha dicho Queralt, "y algunas son incluso multinacionales". El catedrático ha considerado injustificado que en esos casos se goce de amplias exenciones "mientras las familias que no tienen empresas, pero sí bienes, tienen que pagar el impuesto de sucesiones".

El comité ha propuesto, en el IRPF, "modificar la escala de tipos autonómicos de la base general del impuesto en el doble sentido de disminuir los aplicables a los tramos inferiores de renta y subir los que gravan los tramos superiores".

Los expertos señalan que, comparada con el conjunto de autonomías, la estructura del impuesto valenciano "resulta más gravosa para los primeros tramos de renta", esto es, para quienes menos ganan, "y más favorable para los tramos superiores". Lo que la convierte en "más regresiva que la de la mayoría de las comunidades autónomas".

Los cuadros del documento, que los expertos han entregado al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, muestran que la Comunidad Valenciana es donde más IRPF pagan las rentas más altas, salvo Andalucía y Cataluña, donde el impuesto es más alto en todos los tramos. Y que la Comunidad Valenciana se sitúa entre los que menos gravan las rentas más altas.

"Es una conclusión demoledora. Una situación completamente injusta" diseñada por los anteriores gobiernos del Partido Popular, ha afirmado Soler.

El cambio propuesto por los expertos requiere movimientos simultáneos en varios tributos, ha advertido la secretaria autonómica de Hacienda, porque los valencianos con rentas bajas son mucho más numerosos que los que tienen rentas altas. Y si no se compensa la bajada de impuestos a quienes menos ganan, se agravaría la penuria de las finanzas de la Generalitat, afectadas por la infrafinanciación autonómica.

Más información