Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zabala pone en apuros a Alonso

El exministro tartamudea en un debate electoral al ser retado por la candidata de Podemos

Debate para las elecciones vascas 2016

El tiempo se ha congelado. Por un momento parecía que la señal de ETB se había paralizado. La candidata a lehendakari de Podemos, Pilar Zabala y el del PP, Alfonso Alonso han permanecido mirándose fijamente durante unos cinco segundos, poco después de la medianoche de este viernes. Unos instantes que, sin embargo, parecieron eternos. En medio del debate de la televisión pública vasca que comenzó a las 22,30 del jueves y ha acabado de madrugada, se han enfrascado en un debate sobre víctimas y el proceso de paz y convivencia en el que Pilar Zabala, nueva en la política, ha logrado poner en aprietos al exministro y candidato del PP, al preguntarle si le consideraba una víctima.

"¿Entonces usted no me considera a mí víctima? preguntó Pilar a Alfonso Alonso. La candidata de Elkarrekin Podemos es la hermana de Joxi Zabala, asesinado junto a Lasa, después de ser secuestrados y torturados por dos guardias civiles. Alonso se ha puesto como un flan porque la respuesta era delicada. "Sabe que con arreglo a la ley, tal y como está redactada no, del terrorismo no", puntualizó Alonso, "pero usted es víctima de, de, si, claro, de de un exceso de un abuso....... de una actuación de funcionarios del Estado absolutamente execrable"

A mediodía, después de ser trending topic durante toda la mañana, Alonso ha enviado este tuit a Zabala

Zabala no daba crédito. Se le ha quedado mirando fijamente. Se ha mantenido impasible. Alonso también, pero dudó, por un momento vaciló y ha acabado pidiendo el cambio de tercio en el momento más tenso del debate. "El silencio se puede aguantar", ha dicho el moderador, posiblemente queriendo decir que la tensión se podía cortar.

Zabala ha reconocido en su alegato final, al pedir el voto, que era su segundo debate frente a unos compañeros, mucho más experimentados en batallas de ese tipo. Pese a todo hizo dudar al exministro de Sanidad, exalcalde de Vitoria, y uno de los llamados por el PP a desempeñar un papel relevante en la política nacional.

Ha sido el momento más vibrante de un debate en el que el candidato a la reelección por el PNV, Iñigo Urkullu, y los aspirantes a sucederle en el cargo Pili Zabala (Podemos), Idoia Mendía (PSE) y Alfonso Alonso (PP), junto a la cabeza de lista de EH Bildu por Álava, Miren Larrion, se han enfrentado por segunda vez en un plató, la primera también en la televisión pública, fue en euskera.

En materia de autogobierno, los candidatos del PNV, EH Bildu y Podemos han reiterado sus posiciones favorables al derecho a decidir, frente a la postura contraria mantenida por el PSE y el PP.

Urkullu ha abogado por alcanzar durante la próxima legislatura un nuevo acuerdo político en el Parlamento Vasco "plural y entre diferentes" y un pacto con el Estado que reconozca la realidad nacional de Euskadi y una relación de "bilateralidad", ante lo que la representante de EH Bildu ha defendido la vía soberanista y le ha preguntado "qué va a pasar cuando Madrid diga que no".

El candidato del PNV ha manifestado su esperanza en que, "con una composición diferente del Congreso", se pueda debatir sobre este asunto y lograr un pacto con el Estado.

Por su parte, la representante de Podemos ha dicho que los ciudadanos vascos deben tener el derecho a decidir "si quieren o no estar en España" y también sobre cuestiones sociales, y ha propuesto para Euskadi el modelo de Canadá, "que llevó adelante el derecho a decidir de manera bilateral".

Idoia Mendia ha asegurado que los socialistas estarán en todos los consensos para construir una Euskadi "plural" y "nunca en caminos que lleven a la aventura", en referencia a la vía soberanista, mientras que Alfonso Alonso ha reivindicado "el derecho a ser vasco, español y europeo" y ha recomendado a Urkullu que no se convierta "en el Artur Mas Vasco".

También lo ha pasado mal Miren Larrión de EH Bildu cuando todos los partidos le han emplazado a condenar los asesinatos de ETA.  "¿Tan difícil es decir que matar estuvo mal?, increparon todos los partidos a Miren Larrión. "No tenemos ningún problema en decir que rechazamos todas las violencias", contestó. El lehendakari, Íñigo Urkullu no se dio por satisfecho: "Habiendo como ha habido un respaldo de la violencia hasta el punto de aniquilar al oponente político, ¿tan difícil es rechazar eso y decir que matar estuvo mal?, le increpó. La pregunta se quedó sin respuesta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información