Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El periodista Andreu Missé desvela la estafa de las preferentes

El autor critica las prácticas abusivas del sistema bancario español

El periodista Andreu Missé y el economista Antoni Garrido, ayer en la librería +Bernat
El periodista Andreu Missé y el economista Antoni Garrido, ayer en la librería +Bernat

Es un tópico decir que los libros no se juzgan por sus portadas. Pero en el caso de La gran estafa de las preferentes, de Andreu Missé, el anzuelo y el nylon que sirven de ilustración lo dicen todo. El reputado periodista presentó ayer su último trabajo, una disección del que califica como “el mayor escándalo financiero español”. Un millón de afectados, en su mayoría pensionistas, que vieron atrapados sus ahorros en productos financieros que nadie conocía bien.

“Esto no es un libro contra la banca. Es un libro contra las malas prácticas bancarias, los abusos y la desigualdad de información de los clientes”, aclaró Missé, que tardó dos años en redactar las 467 páginas de un trabajo periodístico que fue financiado a través de crowdfunding. El libro, editado por Alternativas Económicas, fue presentado ayer en la librería +Bernat de Barcelona.

El autor definió su obra como “una crónica de los perdedores de la crisis”. Pero además de hablar con decenas de afectados y retratar los dramáticos casos de pensionistas que pusieron todos sus ahorros en las preferentes, el ex subdirector de EL PAÍS tocó la puerta de juristas, economistas y la CNMV.

Missé concluye que el anzuelo fue un producto vendido como inócuo delante de los pequeños ahorradores, maquillado con rendimientos más altos que los de los depositos, y que fue vendido de manera indiscriminada. “Había presiones para que los empleados de las sucursales pusieran más y más participaciones”, contó Missé. Pero siguiendo el nylon, se revela que este sistema fue utilizado por los bancos y cajas españoles como un instrumento de capitalización más barato al eludir el pago de impuestos desde 1998 y que el Gobierno legalizó en 2003 a través de una amnistía. Las primeras operaciones de preferentes se hicieron en el paraíso fiscal de Islas Caimán.

“Esta gran estafa deja en evidencia el poder desproporcionado que tiene la banca en España. Tiene cautivo al legislador y al regulador”, criticó el periodista. Una muestra de ello, agregó, son las quitas de hasta un 70% a los clientes atrapados que “no tienen paragón en Europa” y que no estaban determinadas en ninguna norma comunitaria. “Al contrario, lo que pasó en España inspiró la legislación”, apuntó.

De la estafa quedan lecciones. La unión de los afectados y sus manifestaciones, dijo Missé, fueron claves para lograr las victorias judiciales y que se recuperaran algunos capitales. “Los juzgados están colapsados, pero el 90% de las sentencias son a favor de la gente”, aseguró.