Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento adjudica a FCC, Valoriza y Urbaser los nuevos contratos de recogida de basuras

El acuerdo prevé un ritmo mayor de recogidas y la introducción de un nuevo contenedor

Un trabajador municipal junto a cubos de basura rebosantes en otoño de 2013.
Un trabajador municipal junto a cubos de basura rebosantes en otoño de 2013.

El Ayuntamiento de Madrid es consciente de que la limpieza y la recogida de basura representan puntos delicados en la gestión de la capital. Por ello, en julio, el gobierno municipal sacó a licitación el nuevo contrato para la recogida de basura, que, ahora, ha entrado en su última fase, con la propuesta de adjudicación de la gestión para la contenerización, recogida y transporte de residuos a Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), la UTE formada por Valoriza, Acciona y ASCAN, y la unión de Urbaser y Cespa.

La recogida de basura se realizará en tres lotes. El primero, el Oeste (que incluye los distritos Centro, Tetuán, Chamberí, Fuencarral-El Pardo, Moncloa-Aravaca y Latina) se ha adjudicado a FCC. El segundo lote, que incluye a los distritos de Salamanca, Retiro, Chamartín, Moratalaz, Ciudad Lineal, Hortaleza, Vicálvaro, San Blas-Canillejas y Barajas y ha recaído en la UTE formada por Valoriza Servicios Ambientales, OHL-Servicios-Ingesan, Acciona Servicios Urbanos y ASCAN. El tercero lo ha ganado Urbaser y Cespa e incluye los distritos de Arganzuela, Carabanchel, Usera, Puente de Vallecas, Villaverde y Villa de Vallecas.

Estas empresas serán las responsables de la recogida de basura en los puntos limpios de Madrid, donde se deposita el cartón, papel, vidrio y envases, a partir del mes de noviembre. Deberán mantener su actual plantilla y realizar contratos indefinidos a al menos 101 de empleados eventuales, según establece el acuerdo.

El valor total de la operación es de 687 millones de euros, que podrá incrementarse en un 40%, "si el contrato tiene cuatro años o cuatro más dos", explicó este jueves la delegada madrileña de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés. Los nuevos contratos de recogida de basuras implicarán que la recogida de envases se amplíe a cuatro días por semana en lugar de los tres actuales y endurecerá las sanciones a las empresas.

"La limpieza es una preocupación constante de este Ayuntamiento", admitió Sabanés, quien reveló que, a través de este nuevo contrato, el Consistorio espera cumplir con los objetivos de la Unión Europea, que consisten en reducir para 2020 un 20 % la generación de residuos y llegar al 50% de reciclaje, ampliando "al máximo posible" la reutilización.

Nuevo contenedor

Por ello, el Consistorio ha anunciado que a partir de noviembre se empezará a colocar un quinto contenedor para los residuos orgánicos. Este contenedor se implementará en un primer momento solo en zonas comerciales y lugares generadores de una cantidad elevada de basura, y a partir de 2017 se probará en algunos barrios de la ciudad.

La separación orgánica se irá probando a través de varios programas piloto, de forma progresiva, y comenzará en 2017 en nueve barrios: Vallehermoso (Chamberí), Cuatro Caminos (Tetuán), Casa de Campo (Moncloa), Quintana (en Ciudad Lineal), Las Rosas (San Blas), Apóstol Santiago (Hortaleza), Portazgo (Puente de Vallecas), Delicias (Arganzuela) y Puerta del Ángel (Latina).

"Creemos que es un contrato importante que tiene que afectar en positivo a la limpieza de la ciudad", sostuvo Sabanés. El nuevo acuerdo también prevé la introducción de la figura del "informador ambiental" para explicar y dar apoyo a los vecinos sobre el uso del quinto contenedor.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información