INCENDIOS

El Gobierno valenciano blindará el suelo quemado ante la construcción

Los desalojados en Bolulla vuelven a sus casas tras el incendio que ha arrasado 600 hectáreas

Árboles quemados en la Granadella, entre Xàbia y Benitatxell. PEPE OLIVARES(atlas)

Más información

La Generalitat valenciana intensificará el blindaje de los terrenos afectados por los incendios. El objetivo, ha declarado este miércoles el presidente Ximo Puig, es "que nunca nadie tenga el más mínimo interés en quemar el bosque para alguna recalificación". La prohibición reforzada se introducirá en la reforma de la Ley de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje. El anuncio llega tras los devastadores incendios del norte de Alicante.

El Gobierno autonómico, ha recordado Puig, ya suprimió en la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos aprobada el año pasado —una norma que funciona como un cajón de sastre legislativo— la previsión introducida por el anterior Ejecutivo del PP que abría la puerta a que "excepcionalmente, se pudiera urbanizar suelo que se hubiera quemado".

"Eso ya no se puede hacer en la Comunidad Valenciana. En otras partes de España sí", ha añadido Puig, quien ha considerado necesario con todo "intensificar la prohibición para que no haya ninguna duda al respecto".

El mensaje de Puig llega mientras continúa el trabajo de las brigadas antincendios para evitar rebrotes en los fuegos que han quemado amplias zonas forestales en Bolulla, Callosa d'En Sarrià, Xàbia y Benitatxell, donde también se han visto afectadas casas y 1.500 personas tuvieron que ser evacuadas de sus viviendas.

Los desalojados el martes en Bolulla han podido regresar a sus casas después de que las llamas hayan sido sofocadas. El fuego ha arrasado 600 hectáreas, según ha informado el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Moragues. El incendio alcanzó la Serra de Bèrnia, de alto valor ambiental y simbólico, si bien su impacto allí ha sido limitado. "Es un desastre ecológico, medioambiental y contra el patrimonio más que evidente", ha afirmado Moragues.

"Estamos ante un terrorismo de carácter ecológico que afecta al patrimonio natural de los valencianos y a la vida de muchas personas", ha señalado Puig. El presidente ha abogado por aumentar la vigilancia y la prevención antes que por endurecer las penas contra los autores de los incendios.

Mejora climatológica

La vigilancia y las tareas de refresco del perímetro de los incendios de Xàbia y Benitatxell y de Bolulla han continuado este martes. La evolución del fuego declarado en este último municipio mejoró la noche del martes tras el cambio de las condiciones climatológicas, con el descenso de la temperatura y el aumento de la humedad relativa del 20% al 60%.

Detrás del incendio se encuentra "la mano del hombre", ha asegurado Moragues. La investigación busca determinar ahora si se ha tratado de una negligencia o de un acto premeditado. Aunque se ha apuntado que la causa del origen pudo ser una barbacoa, el delegado del Gobierno ha señalado que desde enero se han producido siete focos de incendio en el término municipal de Bolulla. Tres de ellos desde el pasado viernes. "Son muchas casualidades, y ahora estamos trabajando para detectar al autor", ha afirmado.

Las pesquisas de la Guardia Civil sobre el fuego de Xàbia y Benitatxell, que incluyen la investigación de dos vehículos que fueron vistos cerca del punto donde comenzó el fuego, continúan abiertas.

Comisiones Obreras ha reclamado la "reestructuración" de la organización del Consorcio de Bomberos de Alicante, dependiente de la Diputación provincial. Y ha lamentado que la "falta de planificación durante 20 años" en la construcción de urbanizaciones en la zona ha agravado el daño causado por los incendios.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50