Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Transparencia y políticas sociales marcarán el debate del estado de la región

La Asamblea de Madrid examina el primer año de gestión de Cristina Cifuentes

Manuela Carmena (izquierda) y Cristina Cifuentes, ayer, durante la ceremonia de apertura del año judicial.
Manuela Carmena (izquierda) y Cristina Cifuentes, ayer, durante la ceremonia de apertura del año judicial. EFE

Cristina Cifuentes se enfrenta hoy a su primer debate de la región. La presidenta desgranará, sin límite de tiempo, los ejes de la política de su gobierno durante el primer año de legislatura. Los grupos de la oposición (PSOE, Podemos y Ciudadanos) no intervendrán hasta mañana, estos con el tiempo tasado, media hora por portavoz. La transparencia, las políticas sociales, el continuismo de las políticas del PP por parte de la presidenta o la corrupción centrarán el discurso de la oposición. El PP considera que se ha avanzado y realizará una valoración “muy positiva”.

Cifuentes se enfrentará hoy a una Cámara autonómica donde el PP gobierna por primera vez en 20 años en minoría y gracias al acuerdo de investidura firmado con Ciudadanos. Los populares se han tenido que amoldar a un sistema donde necesitan el voto de los 17 diputados de la formación naranja para sacar adelante sus iniciativas.

El movimiento de escaños no se ha traducido, sin embargo, en una modificación de la política del PP, según Ángel Gabilondo, portavoz socialista, y de José Manuel López, de Podemos. Ambos consideran que la presidenta ha mantenido el mismo rumbo de legislaturas anteriores en un proceso “continuista”.

“No estamos de acuerdo con el gobierno de la Comunidad de Madrid, porque actúan con inercia y no se atajan las causas de los problemas que sufren los madrileños”, aseguró ayer Gabilondo. El portavoz socialista pedirá en su intervención, que tendrá lugar el jueves, una renta básica —iniciativa que presentan junto a Podemos— porque consideran que la actual es insuficiente. Solicitarán, al mismo tiempo, medidas que propicien el saneamiento y la financiación de municipios “que se encuentran en una situación muy complicada”.

Para López “no ha cambiado nada”, solo la propaganda y el marketing, en los que, en su opinión, es especialista Cifuentes. “La educación funciona igual que funcionaba, la sanidad va un poquito peor y la fiscalidad continúa siendo un elemento que genera desigualdad”, explica. La corrupción constituye otro de los puntales de las críticas de Podemos. En su turno, López presentará varias proposiciones, entre ellas pedirá un presupuesto más transparente, no como el actual “opaco” y en el que el dinero se destina a grandes partidas presupuestarias en las que es imposible saber “donde está yendo” y menos que los ciudadanos realicen un seguimiento. El dirigente de Podemos intentará conseguir el apoyo para que la Comunidad de Madrid se persone en el caso de la venta de viviendas sociales a los llamados fondos buitres.

Actitud constructiva

Ignacio Aguado, portavoz de Ciudadanos, considera que su grupo ha mantenido en este tiempo una actitud “constructiva, de intentar sumar”. En su opinión, “objetivamente, la Comunidad de Madrid está mejor” que cuando gobernaba el PP en mayoría. Aunque también existen sombras. “Queda mucho por hacer en materia de cuotas en la educación, también en las universidades, en las que hay que abordar “el modelo de reforma y financiación”. Una de las “obsesiones” del grupo se centra en reducir la corrupción, motivo por el que propondrán la creación de una autoridad administrativa independiente del Ejecutivo para proteger a los funcionarios que denuncien irregularidades que detecten en sus puestos de trabajo.

Enrique Ossorio, portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, reconoció ayer que quedan “muchísimas cosas por arreglar”. Al mismo tiempo, recordó que "la situación de la Comunidad desde el punto de vista económico es esperanzadora" y que se ha producido un “cambio en el diálogo” con el resto de los grupos parlamentarios y se han adoptado mejoras dirigidas a las personas más desfavorecidas. Por lo tanto, la valoración de la labor del gobierno en el debate va a ser “muy positiva”.

Las luces y las sombras detrás de las cifras

Durante los dos días que durará el debate sobre el estado de la región, el Gobierno regional y la oposición elegirán cuidadosamente las cifras que sostendrán sus argumentos, pero convendrá fijarse bien en cada una de ellas, pues, aunque sean ciertas, pueden esconder sorpresas. Por ejemplo, el descenso del paro en la región durante el último año (la tasa ha pasado del 17,66% en el segundo trimestre de 2015 a 16,25% en el mismo periodo de 2016) es sin duda una buena noticia; sin embargo, no lo es el hecho de que el desempleo haya crecido entre los dos grupos más vulnerables: del 42,67% al 44,02% entre los menores de 25 años y del 12,87% al 13,94% entre los mayores de 55.

En la sanidad se pueden encontrar ejemplos muy parecidos, sin ir más lejos, en la lista de espera quirúrgica. En ella estaban apuntados el pasado julio 75.495 personas, casi 4.000 menos que en diciembre de 2015. Sin embargo, la mejora es para muchos extremadamente escasa si se tiene en cuenta que en enero el Gobierno regional puso en marcha un plan de choque con 80 millones de euros para reducir las listas de espera. Además, si se miran más de cerca los datos se verá que el número de pacientes que llevan más de 60 días esperando a que les operen se ha multiplicado casi por tres, desde los 7.515 hasta los 22.310 pacientes.

En cada área habrá sin duda algún ejemplo: medio ambiente, economía, servicios sociales... Y por supuesto, educación: el curso pasado hubo en las escuelas públicas de la región 918 profesores más que el curso anterior, pero como el alumnado creció en 6.184, el número medio de estudiantes por profesor fue el más alto de todas las comunidades: 13,0.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información