Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se buscan voluntarios para trabajar gratis en el Salón Erótico de Barcelona

La cadena de prostíbulos que patrocina el evento paga con entradas a los taquilleros y camareros

Espectadores grabando un espectáculo erótico CONSUELO BAUTISTA

El Salón Erótico de Barcelona utilizará este año a voluntarios a los que a cambio de una entrada para ver los espectáculos pornográficos trabajarán gratis como taquilleros, camareros, repartiendo flyers

La cita anual con las estrellas de la industria pornográfica será del 6 al 9 de octubre en el pabellón olímpico del Vall d’Hebrón. Las entradas ya están a la venta y van desde los 60 euros que vale el bono para los cuatro días hasta 17,98 que cuesta una entrada independiente para un único día. Precios que no están al alcance de todos los fanáticos del cine X, por lo que el principal patrocinador ha decidido este año intercambiar entradas para los seguidores de bolsillo vacío a cambio de trabajo.

Desde 2015, la red de prostíbulos Apricots es el patrocinador oficial del evento. El patrocinador deja claro en su biografía de Twitter cuál es su objetivo: “Queremos ser tu marca del puterío”. El año pasado fue la primera ocasión que se hicieron cargo del evento y para esta edición han publicado un anuncio reclamando voluntarios ya que es “una herramienta de soporte fundamental para la organización y el éxito del evento”.

Todos aquellos que deseen participar deberán inscribirse entre el 2 y el 23 de septiembre en la página web del prostíbulo, aunque el patrocinador deja claro que “los voluntarios realizarán tareas sin ánimo de lucro. Apricots no se hará responsable de los gastos que se puedan ocasionar (transporte, alojamiento...), pero sí garantiza el acceso al salón y dietas para todos sus colaboradores”.

Alberto Martínez, responsable de la marca Apricots, ha destacado a El País que “también habrá personal contratado pero nos ha parecido que sería muy interesante dejar colaborar a personas que quieran desarrollar una función social”. Martínez asegura que entre las funciones que realizaran los trabajadores a cambio de entrada será la de “acompañar a discapacitados a los espectáculos y las performance”.

Además de la apreciación del responsable de la marca, en el anuncio Apricots destacan que necesitan voluntarios que sirvan de “apoyo” en las taquillas dando información ayudando al público y organizando colas. También solicitan voluntarios en la “zona de Food&Beverage dando apoyo a las barras y zona de food trucks” y en el “departamento de comunicación y márquetin repartiendo flyers y apoyando en acciones al patrocinador”.

Martínez espera que en las próximas ediciones se pueda recuperar la antigua sede del salón en la Farga de l’Hospitalet. “El año pasado participaron 12.000 personas en el salón, hicimos lleno muchos días, en la Farga caben más del doble”.

Más información