Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición fuerza a Colau a celebrar un pleno sobre la ordenaza de terrazas

CiU, Ciutadans y PP se unen para criticar la "inacción" del Ejecutivo ante la polémica norma

Terrazas en la Rambla del Poblenou.
Terrazas en la Rambla del Poblenou.

Los grupos municipales de CiU, Ciutadans y PP en el Ayuntamiento de Barcelona han estrenado curso exhibiendo un frente común contra la alcaldesa Ada Colau. Los tres grupos, que suman 18 de los 41 concejales del Consistorio, han forzado la celebración de un pleno extraordinario para "impulsar en un mes" cambios y actuaciones que resuelvan los conflictos que origina la aplicación de la ordenanza de terrazas. Será, con todo, un pleno para debatir cuatro propuestas que en sí mismas no tienen efecto ejecutivo. La fecha está por determinar, pero a muy tardar debería ser el 3 de octubre.

La actual ordenanza fue aprobada en 2013 por CiU con el apoyo del PP. Debía entrar en vigor de manera escalonada y cuyo régimen de distancias entre sillas, mesas y mobiliario urbano y las fachadas (los artículos 10 y 11) ha provocado varias revoluciones de los restauradores desde que Colau entró en el Gobierno hace 15 meses. Con todo, el pasado julio el concejal socialista Jaume Collboni, ya integrado en el ejecutivo de Colau, firmó la tregua con los restauradores al anunciar unos cambios en la ordenanza que el Gremio celebró y calificó de "punto de inflexión". Unas semanas antes el Ayuntamiento se había mostrado partidario de suavizar las restricciones previstas inicialmente.

Críticas a la 'supermanzana'

CiU, Ciutadans y PP no han perdido la ocasión de este martes al exhibir frente común contra la gestión de las terrazas de Colau y han criticado también la implantación de la primera supermanzana en el Poblenou. Xavier Trias y Carina Mejías se han mostrado favorables a acotar zonas de restricción de tráfico, pero han reclamado que no se hagan desde la "obsesión anticoches", ni "improvisando" o sin dialogar con el entorno. Alberto Fernández Díaz ha afirmado que "las supermanzanas se han convertido en un superfollón".

Los presidentes de los tres grupos municipales han coincidido en mostrarse muy críticos con la gestión de Colau y han recordado el último episodio de la guerra de las terrazas: la retirada por parte del distrito de Ciutat Vella de mesas de los puestos de los porches del mercado de La Boqueria.

"Estamos cansados de bla bla bla y de que [Colau] no haga nada, ni diálogo ni actividad, toman decisiones erráticas dependiendo del lugar, el concejal y el día que tiene", ha criticado el presidente del grupo municipal de CiU y exalcalde, Xavier Trias. El convergente ha acusado al ejecutivo de "no gobernar y de no tomar decisiones", y de "no buscar consensos con el sector".

Carina Mejías, presidenta del grupo de Ciutadans, ha defendido la necesidad de "garantizar la compatibilidad de usos vecinales y apoyar al sector de la restauración y que la norma dé seguridad jurídica". Mejías también ha explicado que la proposición que se debatirá en el pleno prevé modificar la composición de la Comisión Técnica de Terrazas para excluir a las entidades vecinales, que no estaban en el mandato pasado y el actual ejecutivo incluyó.

Por su parte, el presidente del grupo del PP, Alberto Fernández Díaz, ha recordado que su partido presentó sin éxito en mayo pasado una propuesta alternativa de ordenanza, que apoyó CiU y que si hubiera prosperado "hoy estaría aprobada".