Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
BASURA

Las quejas por suciedad en Madrid aumentan un 45% en dos años

La oposición denuncia la falta de efectivos para limpiar las calles de la capital en verano

Bolsas de desperdicios sin recoger en San Blas.
Bolsas de desperdicios sin recoger en San Blas.

La suciedad en las calles de Madrid se ha traducido en un aumento de las quejas por la falta de limpieza en la capital. Madrid Avisa, el portal del Ayuntamiento que recoge y da respuesta a las denuncias de los ciudadanos sobre el tema, registró hasta finales de junio de este año —los últimos datos actualizados— un total de 25.818 quejas. En el mismo periodo del año pasado se alcanzaron más de 24.000 reclamaciones, mientras que hace dos años fueron 17.802. Con respecto a 2014, las denuncias por suciedad en Madrid han crecido en un 45%.

Latas de cerveza abandonadas, pintadas, excrementos de perros son los principales elementos que los madrileños identifican como causantes de la suciedad en la capital. Los ciudadanos manifestaron su malestar a través de la web Madrid Avisa, que el año pasado alcanzó casi los 59.000 avisos de suciedad. La oposición al gobierno municipal de Ahora Madrid hizo llegar en los últimos meses una serie de críticas al Consistorio por su falta de organización y de recursos necesarios para garantizar la limpieza de la ciudad.

La portavoz del grupo municipal de Ciudadanos, Begoña Villacís, denunció la reducción de este año de 1.500 trabajadores para la limpieza de las calles. En concreto, este partido considera que las zonas meridionales de la capital son las más afectadas por suciedad. Los distritos de Puente de Vallecas, Moratalaz, Villa de Vallecas y Vicálvaro, con 638 operarios, son los que menos efectivos tienen. Centro, Tetuán y Chamberí suman 1.006 empleados, mientras que en Ciudad Lineal, Hortaleza, San Blas-Canillejas y Barajas están destinados 811 operarios, según datos del director general de Servicios de Limpieza y Residuos.

Más sanciones

La concejal de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, recordó en enero el compromiso del gobierno para resolver el "problema de la limpieza de Madrid". El Ayuntamiento consideró que los actuales contratos integrales de limpieza y conservación de los espacios públicos y zonas verdes son "el origen del problema", y se comprometió a aumentar las inspecciones y sanciones a las concesionarias, "extendiendo la vigilancia a los comportamientos incívicos tanto de ciudadanos como de comercios". Entre enero y junio, la Policía Municipal ha puesto 2.583 denuncias, lo que, según el Consistorio, representa un aumento considerable respecto al mismo periodo de 2015.

Según Ciudadanos, el gobierno de Ahora Madrid muestra laxitud a la hora de obligar las empresas de limpieza (FCC, Cespa, Urbaser y Valoriza) a respetar sus compromisos. Begoña Villacís admite que el actual modelo de recogida de basura elaborado por la exalcadesa Ana Botella (PP) es una mala herencia para el Ayuntamiento. "Pero Ahora Madrid no puede considerarse exento de críticas, tras un año y medio de gestión", agrega la portavoz de Ciudadanos.

La falta de efectivos se hace más visible en verano, recuerda Villacís, cuando los trabajadores van de vacaciones y se celebran las fiestas populares de San Cayetano y San Lorenzo, o la de la Paloma. Para hacer frente a esta situación, el Consistorio ha diseñado un dispositivo para la limpieza de la Paloma que cuenta con un total de 97 contenedores para la recogida de residuos, un 5% más con respecto a 2015.

Además, según se ha comprometido el Consistorio, estos contenedores irán aumentando, adecuándose a las necesidades que organizadores y ciudadanos planteen. El operativo cuenta con 44 operarios y 15 máquinas, entre barredoras, baldeadoras y camiones, pertenecientes a los servicios de Limpieza y al Servicio Urgente de Limpieza (SELUR), que se encargarán de la limpieza en las calles de influencia de los festejos.

Polémica en la red

A las denuncias de Ciudadanos, la cuenta de Twitter de Ahora Madrid del barrio de Fuencarral respondió acusando a Begoña Villacís de falsear los datos e instrumentalizar la problemática. En concreto, los afiliados al partido de gobierno sostuvieron que el "paseo" de Villacís por las calles de Madrid para recoger opiniones sobre la limpieza de las vías respondía a una puesta escénica que a un sincero interés en oír las quejas de los residentes: "Con tacones de aguja ¿se patean bien los barrios, o se hacen fotos de lucimiento?", expresó la cuenta afiliada a Ahora Madrid.

"Por favor, vuelvan a esconder su natural tendencia a explicarnos a las mujeres cómo vestir", contestó la portavoz de Ciudadanos, y agregó a EL PAÍS que no es la primera vez que desde el partido de gobierno se expresan opiniones sobre las vestimentas de las concejalas. El gobierno municipal rectificó finalmente a través de su cuenta oficial de Twitter las críticas a la portavoz de Ciudadanos: "Eliminamos el tweet por inadecuado y sexista. Sinceras disculpas a Begoña Villacís, reconociendo errores podremos construir Madrid sin machismo", difundieron.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información