_
_
_
_

Ford retira los 430 despidos en Valencia tras pactar con UGT

El acuerdo prevé reducir la jornada hasta final de año y recuperar la producción en 2017

Ignacio Zafra
Un trabajador en la planta Ford de Almussafes (Valencia).
Un trabajador en la planta Ford de Almussafes (Valencia).MÒNICA TORRES
Más información
España fabrica un coche cada 10 segundos en el primer semestre
Las ventas de coches tocan techo en Estados Unidos

Ya es oficial: Ford y UGT, el sindicato mayoritario en la planta de Almussafes (Valencia), han acordado a primera hora de este jueves la retirada de los 430 despidos anunciados por la compañía a cambio de reducir la jornada de trabajo hasta final de año. El acuerdo contempla que el tiempo de trabajo perdido —dos horas de forma rotatoria en cada turno— se recuperen el año que viene, cuando la factoría espera alcanzar una mayor producción.

El pacto garantiza la continuidad de los 430 trabajadores y la mitad de las renovaciones de estos contratos se firmaran entre este jueves y mañana. Los salarios no se verán afectados. "Estamos muy satisfechos. Es de los días en que uno se siente orgulloso de ser sindicalista", ha afirmado Carlos Faubel, responsable de la sección de UGT en la planta. Faubel ha agradecido a la plantilla "su sensibilidad ante situaciones complicadas como esta, que requieren la solidaridad de todo el mundo".

La compañía anunció los despidos el 19 de julio como consecuencia del descenso en la previsión de ventas. Sumados a otros recortes en el empleo mediante la no renovación de contratos, las salidas de la factoría se hubieran elevado a 600 este verano. En la planta trabajan 9.200 personas en tres turnos.

Durante los peores años de la crisis, la factoría redujo la plantilla a 6.000 trabajadores. La fábrica se vio beneficiada por la reorganización en Europa del fabricante norteamericano, que cerró una planta en Bélgica y trasladó los modelos a Valencia. El año pasado Ford España anunció un fuerte aumento de la producción, que este año debía alcanzar las 2.000 unidades diarias. La menor demanda ha rebajado el número a 1.700.

El lanzamiento del nuevo modelo de Kuga después del verano da esperanzas a la factoría de recuperar terreno en 2017. En caso de que la producción no se elevara lo bastante, las horas dejadas de trabajar en la recta final de este año se computarán como vacaciones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Además de celebrar el acuerdo, UGT ha advertido que "no remedia el fondo del problema de forma definitiva": la situación de la demanda en el mercado europeo, con graves incertidumbres como las que se derivan del Brexit —la salida de Reino Unido de la Unión Europea— y el descenso de las compras en Alemania. Estos países son dos de los grandes mercados de Ford.

"Hay que estar en guardia", ha añadido Faubel, que ha adelantado que después del verano deberá negociarse la situación en la planta de motores de Almussafes, "para la que habrá que acordar otra solución distinta".

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, adelantó el miércoles que la firma del acuerdo era inminente, y puso a la fábrica como ejemplo de la búsqueda de alternativas para "el mantenimiento del empleo".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Ignacio Zafra
Es redactor de la sección de Sociedad del diario EL PAÍS y está especializado en temas de política educativa. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y Máster de periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid y EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_