Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DEPORTE

Dragones en Lavapiés

Un club de fútbol mixto con niños de 21 nacionalidades será el encargado de leer el pregón de las fiestas de La Paloma

Algunos de los 'dragones' de Lavapies.
Algunos de los 'dragones' de Lavapies.

Los dragones son seres mitológicos que pululan en los sueños de los habitantes de muchos lugares de la Tierra. De Japón a Escocia, de los Andes a China y hasta llegan a entrar en nuestras casas a través del televisor cuando vemos Juego de Tronos. En Madrid también hay dragones: compartían antiguamente el escudo de la capital con el oso y el madroño, pero actualmente solo sobreviven en el barrio de Lavapiés. Los dragones de Lavapiés son un club de fútbol juvenil que será el encargado de dar el pregón de las fiestas de San Cayetano, San Lorenzo y La Paloma el próximo jueves, en la plaza de Cascorro.

El Ayuntamiento quiere así reconocer y dar visibilidad a este proyecto comprometido con la igualdad de género, la inclusión social y la no violencia. El club se formó hace un par de años, cuando algunas familias decidieron sacar a sus hijos de los equipos juveniles de grandes clubes deportivos, en los que percibían demasiada competitividad y “muy poco buen rollo”. Así que se lo montaron por su cuenta, en el barrio: ahora tienen más de 100 jugadores y jugadoras en diferentes equipos, entre los cuatro y los 17 años, entre ellos dos equipos mixtos. Todos son residentes o asistentes a colegios de Lavapiés, un barrio caracterizado por su gran variedad étnica. “Como tenemos jugadores de 21 nacionalidades diferentes, pensamos que el dragón podía ser un buen símbolo, ya que es una figura que aparece en muchas culturas muy distintas”, explica el presidente del club, Jorge Bolaños.

“En Lavapiés percibimos mucha vida cultural, y es un buen lugar para que se críen los niños conociendo a personas de muchos países, la realidad y la diversidad de la vida”, dice Bolaños. “Sin embargo, echábamos en falta más iniciativas deportivas”. Ahora el club entrena en las canchas de asfalto que hay en parque del Casino de la Reina. “Los chavales tienen mucho mérito, porque luego tienen que jugar los campeonatos sobre hierba, cosa que es muy diferente”, dice el presidente, que está en lucha para que el Ayuntamiento —que, por otro lado, les reconoce— les conceda más tiempo de entrenamiento y a mejores horas en campos municipales como el de Retiro (Centro de La Chopera) o Paseo Imperial (Centro Marqués de Samaranch), copados por equipos de mayor antigüedad. “Esperamos que después del pregón pueda ayudarnos en esto”, dice Dolores Galindo, miembro de la directiva. Por lo demás, con la exposición que les dará el acto también esperan ampliar su base social, conseguir socios y familias que les ayuden cuando el trabajo les desborda.

“Los dragones promocionan la práctica del deporte conciliando la diversidad y la convivencia de todas las culturas que habitan en el barrio; fomentan el juego limpio, la igualdad de género y la inclusión social”, señala Jorge García Castaño, concejal presidente de los distritos de Centro y Chamberí. “El pregón es un merecido reconocimiento a la labor que vienen desarrollando para fomentar el deporte base entre los jóvenes y adolescentes”, añade el edil. Las fiestas, además, tendrán como lema: “Fiestas libres de actitudes violentas, homófobas y machistas”.
Los dragones de Lavapiés acaban de decidir el color de su nuevo equipamiento mediante procedimientos democráticos y han decidido abandonar el anterior verde por un furioso amarillo. ¿Traerá mala suerte? “Eso es en el teatro”, apunta Galindo, “y aunque el fútbol tiene algo de teatro, no es lo mismo. El amarillo, en cambio, es el color de la alegría, de la juventud”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram