Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gimeno, a los diputados: “Antifraude ha de estar por encima de cuestiones políticas”

El expresidente del TSJC defiende su "imparcialidad" ante los diputados que deben votarle para sustituir al magistrado Daniel de Alfonso

El jutge Miguel Ángel Gimeno.
El jutge Miguel Ángel Gimeno.

El candidato del Gobierno catalán para dirigir la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC), Miguel Ángel Gimeno, ha defendido este miércoles ante los diputados que es la persona idónea para ocupar el puesto y se ha comprometido a regenerar la oficina, muy tocada tras la destitución del magistrado Daniel de Alfonso. "Antifraude ha de estar por encima de las cuestiones políticas y no puede ser instrumentalizada", ha dicho en una breve intervención de apenas 15 minutos.

Gimeno, que debe ser votado por tres quintas parte del Parlament para ser elegido, ha hecho alusión a la situación de crisis que vive Antifraude tras la revelación de las conversaciones entre De Alfonso y el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz. En esas reuniones, ambos maquinaron investigaciones contra políticos independentistas. "La oficina ha sufrido una situación que la pone en cierta duda, y también a la judicatura, por qué no decirlo. Ha llegado el momento de hacer todo lo posible para recuperar la confianza en la institución al margen de cualquier debate político".

El magistrado, que presidió el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña hasta principios de año –aspiraba a una renovación que le negó el Poder Judicial– ha insistido, para desmarcarse de De Alfonso, que un juez debe ser independiente e imparcial. "No podemos ser actores políticos de ninguna manera, pero a un juez no se le puede pedir que no aplique la ley", ha advertido.

Gimeno ha defendido su "imparcialidad" durante la presidencia del TSJC y ha defendido las virtudes que, en su opinión, le permitirán desarrollar el cargo de director "de manera razonable": "Creo que tengo el currículum suficiente, la autoridad de estos años de servicio, y creo que conozco la sociedad catalana". "Soy catalán. SIempre he ejercido mi actividad profesional y personal en Cataluña", ha subrayado tras explicar con detalle su trayectoria, muy ligada a Barcelona y su área metropolitana.

Antes que magistrado, Gimeno fue profesor en Lleida, Santa Coloma de Gramenet y L'Hospitalet. Estudió derecho "en tiempos difíciles" y, en plena transición, ejerció de abogado en un despacho laboralista de Barcelona. Tras aprobar las oposiciones a juez, en 1983 empezó a ejercer en juzgados de El Prat, Badalona, Sant Feliu y L'Hospitalet, para dar el salto más adelante a la Audiencia de Barcelona y, finalmente, al TSJC.

GImeno ha ejercido siempre su actividad como juez en el ámbito penal, y más en concreto, "en el derecho penal económico", un bagaje que le será de utilidad. Su nombramiento ya ha sido consensuado. Además del aval de Junts pel Sí (que cuenta con 62 diputados), la CUP y el PSC ya han avanzado que votarán a favor de su nombramiento, que requiere (en primera votación) de una mayoría de tres quintas partes de la cámara catalana.

Más información