“Tenemos que volver a hablar del modelo de sociedad que queremos”

Santi Vila pugna con Mercè Conesa por presidir el Consejo Nacional del Partit Demòcrata

El consejero de Cultura, Santi Vila.
El consejero de Cultura, Santi Vila. ALBERT GARCIA

Santi Vila (Granollers, 1973) asume cuando no presume estar desvinculado de todas las corrientes políticas que integran a la vieja CDC. Liberal en lo económico, moderado en su independentismo y libre para decir lo que le plazca en cualquier momento, pese a que molesten sus declaraciones. Pese a ser un verso suelto en la formación, ahora compite con Mercè Conesa por ser el presidente del Consejo Nacional del Partido Demòcrata Català, y lo hace con el apoyo brindado con una fotografía del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Foto con la que no cuenta Conesa.

Pregunta. ¿Por qué quiere presidir el Consejo Nacional del Partit Demòcrata?

Respuesta. Por dos razones. Es importante la unidad de acción en un espacio que pasa un momento difícil y considero que soy una persona comprometida que es bien vista por todas las corrientes. Además, soy una persona con independencia de criterio y eso le puede ir muy bien al Consejo Nacional, donde podemos ir tan lejos como creamos conveniente.

P. ¿Cree que el partido no ha de aclarar el sentido de su voto en la votación del Congreso?

R. He seguido el tema de lejos y lo desconozco con concreción. El parlamentarismo es diálogo y negociación y aquí la cuestión es si queremos que nuestro partido sea relevante y determinante durante la legislatura. Tener grupo nos permite serlo. Los grandes temas que cuentan son los ideológicos y ahí no hay dudas.

P. Si prospera la negativa al registro del nombre del partido se podrá considerar un fiasco la refundación de Convergència?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

R. No, para nada. Espero que el nombre que votamos se consolide. En la medida en que se toman medidas en caliente hay unos riesgos determinados y los vinculados con el nombre se asumieron. Se tenía que hacer y se hizo.

P. ¿Qué relación cree que ha de tener el PDC con la CUP? ¿Y con ERC?

R. La justa y la necesaria. No soy dogmático, así que por razones ideológicas no los estigmatizaría. Siempre he estado de acuerdo con el diálogo, tanto con el PSC como con el PP. Pero que la CUP sea nuestro aliado preferido es un error, porque es un grupo antisistema. Con ERC sigo el mismo criterio del diálogo, pero nos tenemos que diferenciar claramente porque tenemos elementos comunes, como la agenda del proceso.

P. ¿Usted cree que en 2017 Cataluña será independiente?

R. Estoy convencido de que en 2017 el Gobierno catalán habrá hecho el trabajo que se nos ha encomendado.

P. ¿Por qué cree que Convergència no penetra en el Área Metropolitana de Barcelona?

R. Porque seguramente en los últimos años hemos hecho un discurso solo de carácter identitario. Además del compromiso con el estado propio, tenemos que volver a hablar del modelo de sociedad que queremos, como las políticas que planteamos para la capa más débil de la sociedad, y hacerlo con mucha determinación. Tenemos que defenderlo para diferenciarnos de la CUP y de ERC. Entonces la gente volverá a votarnos.

Sobre la firma

Dani Cordero

Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS