Enseñanza eleva a 1.010 los barracones del próximo curso

La consejera Meritxell Ruiz confirma que se cerrarán 115 grupos de P3, 64 en la pública y 51 en la concertada

Inicio de curso en un colegio de Barcelona
Inicio de curso en un colegio de BarcelonaMarcelí Sáenz

Los colegios catalanes contarán con más barracones escolares el próximo curso. La consejera de Enseñanza, Meritxell Ruiz, reconoció ayer en el Parlament que el curso que viene habrá 1.010 módulos prefabricados, 14 más que el año pasado. La titular del Departamento se justificó alegando que, pese a que aumentarán de número, “disminuirán los centros que están totalmente [estructurados] en barracones”.

De las cinco nuevas escuelas que abrirán el próximo curso, tres comenzarán en barracones. De los tres institutos nuevos, uno también lo hará en módulos.

La consejera también aprovechó ayer para confirmar que se cerrarán 115 aulas de P3: 64 de escuelas públicas, tal y como estaba previsto, y otras 51 de la red concertada. Ruiz apeló a la caída demográfica para justificar los cierres —7.000 alumnos menos que en el curso anterior— y aseguró que en un 88% de los casos tomó la decisión de acuerdo con los ayuntamientos.

La titular de Enseñanza también alegó que, en territorios con mucha desigualdad de demanda entre centros, optó por no ampliar grupos en los colegios más solicitados para “no aumentar la estigmatización” en algunas escuelas. "Tenemos que preservar el derecho de las familias a escoger un proyecto educativo pero tenemos también que mantener la cohesión social, porque si no se puede generar una estigmatización en algunos centros o el cierre de escuelas más pequeñas", apuntó Ruiz.

Ratios de 21 alumnos

La consejera también reveló ayer que la ratio de alumnos por aula prevista para el curso que viene está, de media, en 21 alumnos. Este número es ligeramente inferior al del año pasado —22,8 alumnos, según Ruiz— y está por debajo de lo que estipula Enseñanza (la ratio es de 25 alumnos por clase, 22 si son centros de alta complejidad). La titular del Departamento indicó que en la planificación del curso había optado por dejar dos grupos si el número de solicitudes superaba las 30 (25 en los centros más vulnerables).

Con todo, los grupos parlamentarios vieron "demasiado altas" estas ratios e instaron al Departamento a aprovechar la caída demográfica para reducir los alumnos por clase, aumentar los docentes de apoyo y bajar las horas lectivas del profesorado. La oposición también pidió "un mapa sanitario a cinco o 10 años" para evitar la controversia que genera cada año el cierre y apertura de aulas en Cataluña.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50