Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un empresario afín a CDC que logró contratos millonarios en Lloret

El juez decreta libertad con cargos para el secretario y el interventor municipales arrestados por el amaño de adjudicaciones

El alcalde de Lloret de Mar, Jaume Dulsat,frente al ayuntamiento.

La Fis­ca­lía An­ti­co­rrup­ción or­de­nó ayer el re­gis­tro del Ayun­ta­mien­to de Llo­ret de Mar (Selva) y la de­ten­ción del se­cre­ta­rio y el in­ter­ven­tor mu­ni­ci­pa­les —Ra­fael Gar­cía y Car­les Ar­bó— por el pre­sun­to ama­ño de con­cur­sos pú­bli­cos pa­ra fa­vo­re­cer a la em­pre­sa GBI Ser­veis, pro­pie­dad de Gus­ta­vo Bue­sa, ex­so­cio de Jor­di Pu­jol Fe­rru­so­la. Bue­sa ga­nó ad­ju­di­ca­cio­nes re­la­cio­na­das con la ges­tión de ba­su­ras por va­lor de 80 mi­llo­nes ba­jo el man­da­to de Con­ver­gèn­cia De­mo­crà­ti­ca de Ca­ta­lun­ya (CDC), a quien hi­zo cuan­tio­sas do­na­cio­nes.

Los dos de­te­ni­dos que­da­ron en li­ber­tad con car­gos ho­ras des­pués y fue­ron ci­ta­dos a de­cla­rar en el juz­ga­do de ins­truc­ción 2 de Bla­nes el 21 de ju­lio. Bue­sa, que es­ta­ba en Ibi­za en el mo­men­to de los re­gis­tros, vo­ló a Gi­ro­na. Se pre­sen­tó vo­lun­ta­ria­men­te an­te la Guar­dia Ci­vil, jun­to a su abo­ga­do Car­les Mon­gui­lod, y aca­bó tam­bién de­te­ni­do. Los agen­tes re­gis­tra­ron la se­de de GBI en Llo­ret y la ca­sa de Bue­sa, que continua arrestado y está previsto que hoy a las 10.30 declare ante la Guardia Civil, en Girona.

En to­tal, los agen­tes rea­li­za­ron cua­tro en­tra­das y re­gis­tros, blo­quea­ron di­ver­sas cuen­tas co­rrien­tes y em­bar­ga­ron bie­nes del gru­po GBI. La bau­ti­za­da co­mo ope­ra­ción Trueno ras­trea in­di­cios de los de­li­tos de pre­va­ri­ca­ción, cohe­cho, mal­ver­sa­ción, frau­de, ne­go­cia­cio­nes prohi­bi­das a fun­cio­na­rios y trá­fi­co de in­fluen­cias, en­tre otros. Se­gún una no­ta di­fun­di­da ayer por An­ti­co­rrup­ción, los con­tra­tos de re­co­gi­da de ba­su­ras de Llo­ret se ad­ju­di­ca­ron “en con­ni­ven­cia con au­to­ri­da­des y fun­cio­na­rios” del Con­sis­to­rio. Bue­sa es­tá impu­tado también por la Au­dien­cia Na­cio­nal en la causa que investiga los negocios de Jordi Pujol Ferrusola.

Un contrato de 80 millones

Los registros de ayer tienen su origen en el caso Clotilde, que indagó los privilegios que el exalcalde de Lloret Xavier Crespo (Convergència) ofreció a un empresario ruso. Crespo acabó siendo condenado a nueve años de inhabilitación por aceptar sobornos. Durante la instrucción judicial también salió a la luz el trato de favor de Crespo con Buesa. En abril de 2011, el pleno del Ayuntamiento de Lloret aprobó la concesión del servicio de basuras al grupo GBI con votos de CiU, PP y PSC.El contrato preveía una prórroga de dos años. El equipo de Gobierno, sin embargo, la prolongó hasta diez años y lo tramitó de urgencia a solo un mes de las elecciones.

El contrato supuso 80 millones de euros para GBI (ocho millones anuales durante diez años) e incluía la recogida y selección de residuos, pero también la limpieza de las playas y las calles de la ciudad. Al declarar como imputado por esos hechos, Crespo defendió la "legalidad" del contrato, pero admitió que conocía a Buesa "desde muchos años antes de ser alcalde". Se da la circunstancia de que un hijo de Crespo trabajó un par de veranos en las oficinas de GBI en Platja d'Aro. El interventor que fiscalizó y que fue ayer detenido también tenía a algunos familiares trabajando para la empresa de Buesa, según constató entonces la investigación.

Paralelamente, un informe de la Agencia Tributaria del año pasado ya señaló irregularidades en las adjudicaciones a Buesa, que se hizo con un contrato para un centro de tratamiento de residuos en Lloret en 2008, por 29,3 millones sin tener ninguna experiencia previa, y compitiendo contra otra oferta más barata y sólida, de Sufi. La Guardia Civil ya señaló entonces que Buesa era uno de los donantes de Convergència a través de la fundación Catdem.

En concreto, el informe de la Agencia Tributaria confirma que GBI declaró aportaciones por 550.000 euros entre 2007 y 2010 a tres fundaciones vinculadas a Convergència Democràtica de Catalunya y a Uniò Democràtica. Además, señala en las conclusiones de su informe que familiares del secretario y del interventor del Ayuntamiento de Lloret mantenían relaciones económicas con las empresas de Buesa.

El alcalde de Lloret de Mar, Jaume Dulsat (CDC), aseguró ayer estar tranquilo ante el registro que la Guardia Civil, y opinó que hay "mucha figuración" en el operativo. Preguntado por su relación con el empresario Gustavo Buesa, presuntamente relacionado con la trama, dijo que es un empresario de Lloret al que ha visto alguna vez, y apuntó: "Cuando se firmó este contrato, yo no estaba en el ayuntamiento".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información