El escándalo de las escuchas no hace mella en el PP

El partido de Jorge Fernández Díaz gana un diputado al recuperar el escaño de Lleida

Miembros del PP Catalán brindan tras conocer los resultados.
Miembros del PP Catalán brindan tras conocer los resultados.C.B

El tsunami político desatado por la filtración de las escuchas entre el ministro en funciones del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el director de la oficina antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso, no le ha pasado factura al Partido Popular (PP) en Cataluña. Al contrario. La formación conservadora mejoró sus resultados en unos 42.000 votos más con respecto a la cita electoral de diciembre (obtuvo ayer 460.462). Logró el 13,36% de los votos (dos puntos más) y recuperó el escaño de Lleida, llegando a seis diputados.

Para el PP era un misterio el efecto que podrían tener sobre las elecciones la publicación de las escuchas, que dejan a Fernández Díaz como máximo responsable de un grupo policial dedicado a recabar información para desprestigiar a políticos de Convergència y Esquerra. De ahí que el resultado sea visto dentro de los populares como una victoria moral refrendada en las urnas, y que ayer celebraron con cava. “Algunos pretendían borrar al PP de Cataluña y se han equivocado. Los resultados demuestran que el PP sale reforzado”, aseguró una efusiva Alicia Sánchez Camacho, líder de la formación en Cataluña.

Ya en las elecciones generales de diciembre, el PP catalán parecía haber tocado fondo al alcanzar el 11% de los votos (418.369) y quedarse solo con cinco diputados tras perder seis. Los más dolorosos eran los de Girona y Lleida. Además, Ciudadanos le había sobrepasado por más de 72.000 sufragios. Se trataba de unos resultados lejos de los 716.371 votos de 2011, casi con el doble de porcentaje de voto.

El PP logró desbancar a Ciudadanos de la quinta posición en votos y sacarle una ventaja casi idéntica a la que le había sacado en la cita electoral de diciembre (unos 83.600 votos). Fernández Díaz había puesto como meta que José Ignacio Llorens recupera el escaño por Lleida y lo logró. Al cierre de esta edición le sacaba una ventaja de 1.941 votos al PSC, a quien le arrebataba el diputado.

En Barcelona ciudad también hubo un particular sorpasso. El PP (15%) logró más apoyos que Convergència y los socialistas (13% y 14% de los votos, respectivamente), ubicándose como tercera fuerza con 115.167 votos, un escenario inédito. “¿Quién os iba a decir que la campaña acabaría así de interesante?”, bromeó Fernández Díaz el día después de que se conocieron las grabaciones. Lo que no contaba era que los resultados para el PP terminarían igual de sorprendentes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Camilo S. Baquero

Reportero de la sección de Nacional, con la política catalana en el punto de mira. Antes de aterrizar en Barcelona había trabajado en diario El Tiempo (Bogotá). Estudió Comunicación Social - Periodismo en la Universidad de Antioquia y es exalumno de la Escuela UAM-EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS