Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva denuncia por corrupción contra una exalcaldesa del PP imputada ya en dos casos

El Ayuntamiento ha denunciado por unas obras a la portavoz del PP en el pueblo

Arrastra investigaciones de la Púnica y por compras con la tarjeta municipal

Olga Fernández, portavoz del PP en Serranillos del Valle.
Olga Fernández, portavoz del PP en Serranillos del Valle.

Olga Fernández, exalcaldesa de Serranillos del Valle y hoy portavoz municipal del PP, está imputada en la trama Púnica por un negocio de ropa usada, en otoño tiene un juicio por comprar bolsos con la tarjeta del Ayuntamiento y ahora, el alcalde, Iván Fernández, la ha denunciado ante la fiscalía por dar una subvención de 29.415 euros para edificar una plaza que, sin embargo, ejecutaron los operarios municipales sin que interviniera ninguna empresa, según la acusación

El nuevo regidor de Serranillos (3.400 vecinos, al sur de Madrid) acusa a Olga Fernández, alcaldesa entre 2003 y 2011 sustituyendo a su padre, de delitos de falsedad de documento público y privado, prevaricación y malversación de fondos públicos. El coordinador municipal de los Servicios Generales, Fernando Farelo, y al administrador de la empresa Aceryfor también han sido denunciados.

En enero de 2008 el Ayuntamiento decidió construir una plaza. Contrató primero a una ingeniería para la instalación eléctrica que abonó en mayo, cuando se terminó. Posteriormente se acometieron el resto de los trabajos.

En diciembre, con la plaza ya terminada, según la denuncia, solicitaron a la Consejería de Presidencia de Francisco Granados, de la que dependía el plan de inversiones regionales Prisma, una subvención de 29.415 euros.

La ayuda les fue concedida medio año después. Según denuncia el nuevo regidor a la fiscalía, en contabilidad solo aparece que Aceryfor, la empresa que se quedó con la obra sin concurso, cobró el IVA y el IRPF (7.100 euros en total) no los 29.415 euros. “Jamás Aceryfor ha requerido al Ayuntamiento el pago de la factura ni ha intentado adherirse a los planes de pago a proveedores”, asegura el escrito al que ha tenido acceso EL PAÍS.

Olga Fernández junto a la vocepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.
Olga Fernández junto a la vocepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

Extrañado, el actual alcalde reclamó al arquitecto municipal un informe en el que aclarase quién hizo la plaza. Y este aseguró por escrito que, a excepción de la parte eléctrica, la habían edificado los dos operarios municipales. Los dos obreros corroboraron su labor y lo mismo su electricista. Según relatan, se construyó la plaza antes de recibir la subvención.

Sin embargo, el coordinador de Servicios Generales, Fernando Farelo, aseguró en un tercer escrito que “en la construcción de la plaza se utilizaron medios conjuntos del Ayuntamiento y de expresas externas”. Aunque Farelo tenía un contrato de exclusividad con Serranillos como coordinador, por el que cobraba 34.000 euros, entre julio de 2004 y marzo de 2008 fue administrador único de Aceryfor, la empresa a la que el Ayuntamiento pagó el IVA y el IRPF de la construcción de una plaza que, según la denuncia, nunca edificó. El nuevo alcalde cree que Fernández “buscó a un amigo para justificar el gasto ante Hacienda”. Olga Fernández ha declinado hacer declaraciones a EL PAÍS.

 En sus últimos nueve meses como alcaldesa (2010-2011) Fernández gastó 8.400 euros en muebles y utensilios en Ikea, un ordenador portátil, un ipad, dos bolsos de 180 euros cada uno y múltiples facturas de gasolina, restaurantes y hoteles. La portavoz del PP, tras la denuncia de su sucesor en cargo —el independiente Antonio Sánchez, imputado en Púnica—, consiguió justificar todo, salvo dos bolsos que la sentarán en el banquillo en otoño.

Y en mayo de 2015 —a la vez que las últimas elecciones municipales, que ganó aunque no gobierna— Fernández fue imputada por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco por la trama Púnica. Este sospecha que utilizó sus contactos políticos para que a Recuperaciones Oasis, la empresa para la que trabajaba, le diesen un contrato sin tener trabajadores o estar inscrita en la Seguridad Social. Oasis hace negocio con la ropa que los ciudadanos donan en los contenedores a personas necesitadas.  “Concluyo que se lo iban a dar, lo tenía usted más claro que el agua", le espetó Velasco el pasado mayo en una declaración que reprodujo la cadena Ser. 

La presidenta regional Cristina Cifuentes, que preside la gestora del PP madrileño, ha asegurado en muchas ocasiobnes que cualquier cargo público investigado (imputado) por corrupción será apartado, pero no ha ocurrido en el caso de la exregidora, que se fotografía con los máximos líderes del PP nacional en todo tipo de actos.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información