Fallece el editor y escritor Manuel Costa-Pau

Fundó la editorial Llibres de l’Index y en 1995 creó el sello Llibres del Segle

El escritor, profesor, editor, traductor, pero también pensador Manuel Costa-Pau Garriga, personalidad fuerte, gran capacidad de observación e inteligencia vivísima, falleció este lunes en Girona a los 80 años tras perder la batalla a la enfermedad que le afectaba el sistema respiratorio.

Nació en Garriguella (Alt Empordà) el 9 de abril de 1936 y tres años después, acabada la guerra civil, emprendió el camino del exilio junto a sus padres y su hermana. Se establecieron en Ceret, al otro lado de los Pirineos. Su hermano se quedó con los abuelos. De retorno del exilio vivió en Vilajuïga y Figueres.

Se estrenó en el mundo de la poesía con Mont perdut en (1955), y paso a paso se fue introduciendo en los círculos de la Barcelona cultural y clandestina. Contribuyó a redactar opúsculos subversivos, colaboró con la revista La Jirafa, que dirigía Rafael Borrás, y fue asiduo del seminario de teatro que lideraba Àngel Carmona. Trabajó en la redacción de la Enciclopedia Universal Espasa-Calpe y fue director de la edición catalana de Alfaguara y director literario de Dima Ediciones. Era una firma habitual de los periódicos El Correo Catalán y Tele eXpres. Fundó la editorial Llibres de l’Index y en 1995 creó el sello Llibres del Segle, dedicado básicamente a la poesía. Lo dirigió hasta el 2010, cuando se lo traspasó a Roger i Marta, dos de sus cinco hijos, para dedicarse a escribir, entre otras cosas, sus memorias.

Persistentemente comprometido con la construcción de un relato alternativo a la realidad impuesta, dio vida a uno de los éxitos editoriales de la época, Turistes, sirenes i gent del país (Ariel, 1967). Esta obra, que trata de forma crítica el fenómeno del turismo creciente y sus efectos en els Països Catalans, tuvo sucesivas ediciones, fue traducida a varias lenguas y fue comparada a Nosaltres els valencians, de Joan Fuster y Els altres catalans, de Francesc Candel.

Aunó trabajo clandestino, redacción editorial y docencia y fue uno de los introductores del catalán en la escuela, al amparo de Òmnium Cultural. En 1976, el Departament d'Ensenyament le nombró coordinador de los cursos de lengua e historia en Girona y un año después entró como profesor de la Universitat Autònoma de Barcelona. Desde los años 80, compaginó la docencia con su actividad periodística y editorial.

En su obra, en la que convive su espíritu combativo con la delicadeza, destacan libros como Sempre sentíem parlar de la guerra (1968), Història d'un home errat (1969), Conte d'amor (1971) y Els Països Catalans (1984). Junto a sus memorias, de su última etapa son las novelas Janna (2010) y Diana Palmer (2015), que debía completar con Àfrica, el libro que cierra la trilogía. Se trata de un ciclo narrativo con carácter autobiográfico ambientado en el Alt Empordà y la Catalunya Nord.

El último adiós a Manel Costa-Pau, referente intelectual y ganador en 2012 del Premio Liberpress de literatura que reconocía su trayectoria, su labor editorial y su compromiso con la lengua y la libertad, será este miércoles a las seis de la tarde en la iglesia de Gaüses, donde residía.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50