Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La burocracia frustra el abaratamiento de la enseñanza musical

Las escuelas de música se manifiestan frente al Ayuntamiento para reclamar bajadas de tasas y subidas salariales

El proceso de transposición de las directivas europeas sobre contratación pública ha acabado con las intenciones de cambio del Ayuntamiento en, al menos, dos sectores importantes: la educación infantil pública y la enseñanza subvencionada de música. Los contratos que se esperaban este año en ambos sectores no han llegado a tiempo de superar los trámites administrativos necesarios para su aprobación y tendrán que esperar, en el primer caso un año y en el segundo cinco meses. Profesores y alumnos de las escuelas de música se concentran frente al Ayuntamiento y convocan una jornada de protestas.

Manifestación de los profesionales de las escuelas de música y danza.
Manifestación de los profesionales de las escuelas de música y danza.

El caso de las escuelas de música ha acabado con la decisión del Ayuntamiento de salirse en un año de la red de escuelas de la Comunidad de Madrid. Mientras tanto, saldrán de nuevo a concurso 48 escuelas con el sistema antiguo de contratación. En el caso de las escuelas de música, el Ayuntamiento ha tenido que prorrogar cinco meses sus contratos, dejando inutilizado un presupuesto ya aprobado para el primer cuatrimestre del curso 2016/17, que estaba destinado a rebajar las tasas de los alumnos y a recuperar las condiciones laborales de los trabajadores, que perdieron durante el mandato de Ana Botella hasta el 30% de su sueldo. Actualmente los profesores de música cobran 13,5 euros la hora.

Por este motivo, medio centenar de personas se ha concentrado en Cibeles reclamando soluciones. "Hemos pedido que se comprometan por escrito", dicen desde UGT. Marta Higueras, primera teniente alcalde, salió a las puertas del Ayuntamiento para comprometerse a mejorar las condiciones de los centros en enero, cuando la burocracia lo permita. 

"Ya en su momento nos dijeron que el cambio era algo temporal y que se revisaría”, empieza Cecilia Beguería, presidenta del Comité de Empresa, de UGT. “Cuando el año pasado hubo un cambio político, el comité de empresa se reunió con representantes del Ayuntamiento. El 31 de julio se aprobó un nuevo pliego y un presupuesto de 1,5 millones cuyo fin era bajar las tasas de los alumnos y recuperar nuestros sueldos. Nos quedamos bastante tranquilos. Pero hace un mes nos llamaron y nos dijeron que no iba a poder ser, que no llegaban a tiempo para cumplir las directivas europeas”, continúa Beguería, que es profesora de violín. “En nuestra opinión les ha pillado el toro y esto es el resultado de una mala gestión”.

Otras de las quejas de profesores y alumnos es que el nuevo contrato, que llegará a partir del 1 de enero de 2017, cogerá en pleno curso, lo que es "desde el punto de vista pedagógico un desastre", según Beguería. Rodrigo Calderón, director de la Escuela de Nicolás Salmerón, lo explica: "Tendremos que rehacer los horarios, tendremos bajas y malestar de los alumnos y hará falta más personal, contratar a profesores nuevos, modificar la jornada de los ya existentes, habrá problemas con el reparto de aulas...".

El Ayuntamiento reconoce el problema, aunque culpa al Gobierno central. "La fecha de aplicación de la normativa, a nivel estatal, ha llegado con retraso… Aunque el Ayuntamiento estaba al tanto de la normativa, ha habido una serie de retrasos en cadena y había que aprobar una nueva regulación para pliegos en un margen de poco tiempo”.

Ese tiempo ha coincidido con el periodo en que había que renovar los concursos de las escuelas infantiles y de las escuelas de música. Ambos sectores al final han sido los perjudicados. Las 13 Escuelas de Música y Danza que hay en la ciudad han convocado una huelga para hoy a la que están convocados sus 230 empleados. Cuentan con un total de 6.000 alumnos. Además, hay convocada una concentración a las 12.00 frente al Ayuntamiento en la plaza Cibeles.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información