7º CONGRESO DEL BLOC

El Bloc aborda la renovación interna tras lograr el poder institucional

Más de 2.000 compromisarios debaten sobre cómo separar la estructura orgánica de la institucional

Marzà, Baldoví, Morera y Micó en un Consell Nacional del Bloc.
Marzà, Baldoví, Morera y Micó en un Consell Nacional del Bloc.JOSÉ JORDÁN
Más información
El Bloc celebrará su congreso antes de las elecciones generales
Àgueda Micó aspira a dirigir el Bloc con una candidatura de integración
Los críticos del Bloc aparcan sus diferencias para apoyar a Baldoví
El Bloc acepta una coalición electoral amplia y valencianista a las generales

Un total de 2.065 delegados del Bloc celebran este fin de semana en Feria Valencia su séptimo congreso nacional bajo unas circunstancias inéditas, con sus principales dirigentes formando parte del Gobierno de la Generalitat y de los principales ayuntamientos.

El partido de Enric Morera, Vicent Marzà o Fran Ferri, entre otros dirigentes, acude así a uno de los cónclaves más importantes de su historia con el objetivo de renovar la estructura orgánica y separarla de la esfera institucional. El funcionamiento del Partido Nacionalista Vasco (PNV) ha sido el modelo de referencia para construir un nuevo Bloc que, si no hay sorpresa, proclamará el domingo a Àgueda Micó, actual responsable de Organización, como nueva secretaria general.

En busca de la candidatura única

Àgueda Micó aspira en este congreso a integrar al sector crítico del Bloc que lidera Rafael Carbonel, jefe de gabinete de la Consejería de Economía. Hasta este sábado por la tarde, cuando está previsto que se cierre el plazo de presentación de candidaturas, ambos referentes intentarán alcanzar un acuerdo de integración.

Micó, que lleva en su lista como presidente a Enric Morera —actual presidente del Bloc y de las Cortes Valencianas— confía en lograr una candidatura de integración porque considera que no hay grandes diferencias en los planteamientos políticos. Con ese objetivo, la actual secretaria de Organización del Bloc ha dejado vacantes en su candidatura para poder integrar a los críticos, que pretendían aplazar el congreso que se inicia este sábado hasta después de las elecciones generales.

La intensidad del cónclave nacionalista también se traducirá en un impulso de la paridad, tanto en las listas como en las facilidades para facilitar la asistencia de las delegadas. El congreso ha previsto animación infantil para que los delegados y delegadas puedan compatibilizar la vida partidaria y la familiar.

El congreso del principal partido de Coalició Compromís se celebra, por primera vez, mediante un sistema de representación directa. Si en el sexto congreso se eligió un delegado por cada cinco militantes, en esta ocasión cada militante ha tenido la posibilidad de convertirse en su propio delegado. Una fórmula que ha hecho que el 70% de los afiliados hayan decidido inscribirse para discutir las dos ponencias, la política y la de estatutos, que se debatirán durante todo el fin de semana.

La ponencia que más interés ha despertado, con cerca de un centenar de enmiendas que llegan vivas al debate del congreso, es la de estatutos. En ella se plantea, por primera vez, la limitación de mandatos en un mismo cargo público o como miembro de la Ejecutiva Nacional (un máximo de 12 años), la incompatibilidad entre la alcaldía y cualquier otro cargo público y orgánico, y entre la secretaría general del Bloc y las secretarías de área y los cargos de diputado, senador, miembro del Gobierno y cualquier otra secretaría local o comarcal del partido. Estas incompatibilidades pretenden dotar a la estructura del Bloc de autonomía respecto a la política institucional y dinamizar la estructura territorial.

Caminar hacia la plena soberanía

Entre los objetivos de la formación se mantiene la consecución de la "plena soberanía nacional del pueblo valenciano y su plasmación legal mediante una Constitución valenciana que contemple la posibilidad de una asociación política con los países con los que comparten una misma lengua, cultura e historia".

El Bloc apuesta, a pesar de mantener sus propios objetivos, por consolidar Compromís y mantener su voluntad de pacto con otras fuerzas políticas en la construcción de plataformas de cambio "Afrontamos un reto importante: convertir una coalición electoral en una estructura sólida y estable que pueda dar respuesta a las responsabilidades que la ciudadanía nos ha confiado en las últimas convocatorias electorales", señala la ponencia política.

El documento reconoce que otros partidos que integran Compromís [Iniciativa] "han podido o sabido obtener un mayor rédito mediático y han asumido una capacidad de influencia que solo se entiende por dos razones: la existencia fuera del Bloc de algunos liderazgos muy potentes que se han convertido en incuestionables en el conjunto de la coalición y la propia debilidad interna" del partido nacionalista que han propiciado una asimetría de fuerzas. Ante esta coyuntura, la ponencia propone reforzar el Bloc como organización para "dar apoyo, aportar ideas y abastecer de liderazgos el Gobierno de la Generalitat y de centenares de ayuntamientos" como forma de aumentar su influencia en el seno de Compromís, mientras simultáneamente refuerza la coalición hasta que se decida, en un futuro, si se mantiene como tal o se la dota de entidad jurídica propia.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS