Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmena tumba el plan para construir pisos en las cocheras de Cuatro Caminos

El Ayuntamiento insta a la promotora a diseñar un proyecto que incluya el soterramiento de las instalaciones de Metro, a lo que el Gobierno regional se opone

El Ayuntamiento de Madrid informó ayer a la inmobiliaria Ibosa y a los cooperativistas de Residencial Metropolitan que su proyecto para construir viviendas en las antiguas cocheras de metro de Cuatro Caminos incumple el Plan General de Ordenación Urbanística y, por tanto, será desestimado y tendrá que ser “reconducido jurídicamente” para que no “infrinja” el marco normativo. Así lo ha comunicado esta mañana el gobierno municipal, que ostenta Ahora Madrid, a pregunta del concejal José Luis Martínez Almeida (Partido Popular).

Proyección del Residencial Metropolitan, de la inmobiliaria Ibosa. Ampliar foto
Proyección del Residencial Metropolitan, de la inmobiliaria Ibosa.

La alcaldesa, Manuela Carmena, el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, y el edil del distrito de Chamberí, Jorge García Castaño, ofrecieron ayer a los cooperativistas y la promotora “ayuda en todo lo posible para que se reformule la propuesta”, de forma que se “eliminen las serias incertidumbres legales” del proyecto.

Según el Ayuntamiento, la modificación urbanística impulsada por el anterior gobierno municipal (Partido Popular) y el proyecto de urbanización “se apartan de los objetivos y condiciones” del Plan General de Ordenación Urbana para esta actuación. El PGOU se refiere a esta “transformación urbana como resultado de la eliminación en superficie de las cocheras e instalaciones infraestructurales de metro y el soterramiento de todas esas instalaciones”.

Pero, según el gobierno municipal, el proyecto actual mantiene las cocheras “en su cota actual”, proyectando sobre ellas una zona verde a entre tres y siete metros por encima del nivel de las calles circundantes, que quedarían separadas por un muro de hasta seis metros de esa cubierta vegetal. El Ayuntamiento culpa a Metro de Madrid (que depende del Gobierno regional, del Partido Popular) de este “incumplimiento”, por su “negativa a modificar la rasante de las cocheras argumentando que se imposibilitaría el acceso a las mismas por el túnel actual”.

Cocheras protegidas por la Asamblea

La inmobiliaria Ibosa compró el solar de las cocheras en noviembre de 2014 al presentar una oferta de 88,3 millones de euros en la subasta organizada por Metro de Madrid. Se trata de un terreno de 40.000 metros cuadrados entre las calles de Pablo Iglesias y Bravo Murillo y la avenida de Reina Victoria. Sobre ese suelo, Ibosa proyectó la construcción de tres edificios residenciales (incluida una torre de 25 plantas), otro de oficinas y otro para la Administración. Se diseñó además una cubierta vegetal de 14.000 metros cuadrados para cubrir las nuevas cocheras de Metro.

El proyecto queda ahora a expensas de negociar una alternativa que, según el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, pasa por soterrar las nuevas cocheras para eliminar esa diferencia de altura entre la cubierta vegetal y las calles circundantes. “Es complejo, hay que ir de la mano de Metro, pero hay alternativas”, ha señalado esta mañana Calvo. Queda por encajar además un último elemento, la protección de las antiguas cocheras instada por la Asamblea regional a iniciativa de la asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio y la plataforma Salvemos Cuatro Caminos.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram