Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unidad sindical por otra política industrial

Los cuatro sindicatos mayoritarios vascos (ELA, CCO, LAB y UGT) reclaman a los gobiernos una "política industrial real"

Manifestación en Bilbao por una política industrial
Manifestación en Bilbao por una política industrial EFE

Miles de personas se han manifestado hoy en Bilbao convocados por los cuatro sindicatos mayoritarios vascos (ELA, CCO, LAB y UGT) para reclamar a los gobiernos una "política industrial real" que ofrezca un futuro tanto al país y como a miles de familias. Bajo el lema "Gure industriaren defentsan, por una política industrial real", los asistentes han ofrecido una imagen poco habitual en el escenario sindical vasco, caracterizado por la división entre centrales nacionalistas y de ámbito estatal. También han asistido representantes de los principales partidos vascos, entre ellos Itxaso Autxa (PNV); Hasier Arraiz (EH Bildu); Idoia Mendia (PSE-PSOE); Nerea Llanos (PP) y Eduardo Maura (Podemos).

La situación del sector del acero vasco, y en concreto de ArcelorMittal con el cierre de la planta de Zumarraga (Gipuzkoa) y la parada temporal de la factoría de Sestao (Bizkaia) ha centrado buena parte de los mensajes que se han exhibido en diferentes pancartas y carteles. La marcha ha recorrido la Gran Vía bilbaína, donde ha coincidido con una concentración a favor del acogimiento a refugiados y con otra en contra de la mano de obra barata que utiliza el sector textil, principalmente en Asia.

El acto ha finalizado en el Arenal, donde se ha leído un comunicado en euskera y castellano, consensuado por las centrales convocantes, en el que se critica que los últimos cierres y ajustes de plantillas son el fruto "de décadas de una falta de política industrial y de unos gobiernos absolutamente sumisos al poder económico". Los sindicatos denuncia también que "una gran mayoría de las grandes empresas industriales de Euskal Herria se encuentran en manos de multinacionales" y critican que los gobiernos "han acompañado la deslocalización de los centros de decisión, mostrándose entusiastas ante cada venta de una compañía".

También lamentan que las antiguas cajas de ahorro, ahora integradas en Kutxabank, "están vendiendo sus participaciones industriales". Poco antes de comenzar la manifestación, representantes de los sindicatos han expresado su apoyo a la industria vasca y han criticado la actuación de las diferentes administraciones. Unai Martínez, de ELA, ha reclamado una política industrial que "vaya más allá del corto plazo", mientras que Unai Sordo, de CCOO, ha exigido un compromiso "interinstitucional" en defensa de la industria, porque, según ha dicho, "un país que pierde su industria desequilibra su economía".

Por parte de LAB, Ainhoa Etxaide, ha asegurado que la mejor inversión de un país es la industria, porque garantiza "el futuro económico y el empleo", y Raul Arza, de UGT, ha resaltado que las empresas industriales "siempre ofrecen empleo de más calidad". En representación de los partidos político, Itxaso Atutxa (PNV), ha mantenido que su formación estará "donde haya un puesto de trabajo en peligro", y Hasier Arraiz, de EH Bildu, ha criticado al Gobierno Vasco por carecer de un política industrial, a la vez que ha reclamado soberanía para "hacer frente a los vetos de Madrid".

Idoia Mendia, del PSE-EE, ha recordado al Ejecutivo Autónomo que tiene la competencia "exclusiva" de industria y que puede hacer "mucho más" que exigir medidas a la UE y al Gobierno de España, mientras que Nerea Llanos, del PP, también ha instado al Gobierno Vasco a que "utilice el autogobierno y deje de echar las culpas a otros". Por parte de Podemos, Eduardo Maura ha remarcado la importancia de la industria como sector estratégico "en el que se juega una parte del futuro y bienestar de la sociedad vasca".