Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmena reactiva la obra del edificio España tras aceptar Wanda sus condiciones

"Nos han contestado de forma positiva solicitando la reanudación del proyecto", señala el Ayuntamiento, que "da por sentado" que no tirarán fachadas y aprobará el estudio en una semana

El Edificio España visto desde la plaza homónima.
El Edificio España visto desde la plaza homónima.

El Ayuntamiento de Madrid recibió ayer por la tarde una respuesta “satisfactoria” del grupo chino Wanda a la carta que le envió el pasado 6 de abril sobre la reforma del edificio España. El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo (Ahora Madrid), ha informado esta mañana que la próxima semana se aprobará en Junta de Gobierno el estudio de detalle del proyecto, que lleva meses congelado. Se reactivará así una reforma que, según los plazos comprometidos por el Ayuntamiento, podría estar a pleno rendimiento a finales de año.

El pasado 6 de abril, el Ayuntamiento solicitó por escrito a Wanda para antes de final de mes una “carta confirmando su voluntad” de “continuar con la tramitación del estudio de detalle” del proyecto. Según Calvo, la respuesta llegó en la tarde de ayer: “Nos han contestado de forma positiva solicitando la reanudación del proyecto y, tal y como les ofrecimos, la conformación de un equipo de trabajo para ir de la mano y facilitarles la obra”.

Wanda no ha presentado aún su plan técnico definitivo, ha recalcado el concejal, pero “sigue interesada en desarrollar el mismo proyecto”. Calvo “da por sentada” la aceptación de no derribar las fachadas y alzados laterales del inmueble, puesto que así estaba explicitado en la carta municipal a la que Wanda ha dado su respuesta “satisfactoria”.

El estudio de Foster, en una semana

El citado estudio de detalle de la reforma había sido elaborado por el estudio de arquitectos de Norman Foster (de cuyos servicios ya ha prescindido el grupo chino), y llevaba ya meses a la espera de su aprobación por parte del gobierno municipal, que lo había pospuesto hasta tener la confirmación definitiva de que el proyecto seguía adelante. Según ha señalado Calvo hoy, ese estudio se aprobará la semana que viene (o la siguiente, a más tardar). En dos o tres semanas se constituirá el grupo de trabajo conjunto, cuando Wanda informe sobre qué ingenieros o arquitectos quiere que formen parte de él.

El Ayuntamiento se comprometió en su carta a que la aprobación definitiva del estudio de detalle por parte del pleno se produzca en junio. Con la licencia presentada el 1 de julio, la autorización para iniciar los trabajos de demolición estaría lista el 15 de julio. “Posteriormente se irán concediendo el resto de fases de la licencia”, sin que eso “paralice o retrase” la obra, añadía el Ayuntamiento en su carta, que preveía entregar la licencia definitiva en diciembre.

Interior del edificio España, el pasado mes de marzo, tras años de abandono.
Interior del edificio España, el pasado mes de marzo, tras años de abandono.

En la misiva del 6 de abril, la alcaldesa, Manuela Carmena (Ahora Madrid), ofrecía su ayuda técnica a la empresa y se comprometía a tramitar todos los permisos correspondientes con la máxima celeridad. Se reafirmaba en que las fachadas y alzados laterales del inmueble no podrían derribarse para hacer la obra, como deseaba Wanda, y establecía de plazo límite hasta final de mes para que la empresa “confirmara su voluntad” de seguir adelante con el proyecto.

Menos plazas de aparcamiento

Wanda ha valorado “positivamente” la reducción de plazas de aparcamiento que le ha ofrecido el Ayuntamiento porque eso “agilizará” la obra, según dijo ayer el edil de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo.

El Ayuntamiento recordó en su carta del 6 de abril que Wanda puede pedir “una exención parcial de la dotación de aparcamiento” prevista en el sótano del edificio, España, y se comprometió a aceptarla, “lo que implicaría una importante reducción del coste de ejecución de las plantas bajo rasante”.

Carmena buscaba “manifestar” así “su apoyo” al proyecto, proponiendo “un programa de trabajo coordinado” para “facilitar su desarrollo y gestión”, y “reiterando la máxima voluntad y satisfacción” porque se llevara a cabo la obra. En parecidos términos se había pronunciado en la reunión que celebró el 1 de marzo con los responsables de Wanda en España, en la que la empresa se comprometió a presentar un nuevo proyecto en el plazo de tres semanas que hiciera posible la obra sin tirar las fachadas.

Wanda compró el edificio España (construido en 1957, de 117 metros de altura y 28 plantas, y ubicado en la plaza que le da nombre) por 265 millones de euros al Banco Santander en julio de 2014. La Comisión Local de Patrimonio Histórico (controlada por la Comunidad de Madrid, y en la que también participa el Ayuntamiento) dictaminó en marzo de 2014 que las fachadas y los alzados laterales debían mantenerse, pero el grupo chino volvió a consultarlo el pasado verano, alegando que la obra no era posible de esa forma. La respuesta del organismo, que preside la directora regional de Patrimonio, Paloma Sobrini (Partido Popular), fue la misma: las fachadas eran innegociables.

"No cabe en ningún modo la demolición"

Wanda había alegado que, en los edificios protegidos con grado 3 parcial (como es el caso), “la normativa de obras del Plan General de Ordenación Urbana permite, de forma excepcional, el desmontaje y reconstrucción con los mismos materiales, forma y dimensiones, cuando no sea técnicamente posible la ejecución de la obra permitida manteniendo un elemento catalogado”. Tanto el Ayuntamiento como la Comisión Local de Patrimonio Histórico se pronunciaron en contra de su petición al considerar que esa excepción reglada se refiere únicamente a elementos puntuales, como una barandilla o una balaustrada, pero de ninguna forma permite tirar abajo el edificio entero.

En su misiva del pasado 6 de abril, el Ayuntamiento insistía en ese punto: “Cuando, en el transcurso de la obra, se compruebe que pueda verse afectado de manera puntual algún elemento de la fachada protegida, podrá aplicarse con carácter excepcional [este artículo], pudiendo solicitarse en este caso su desmontaje y posterior reconstrucción”. Pero añadía: “Prevalece siempre la protección parcial del edificio, que obliga al mantenimiento físico de las fachadas”.

El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha recalcado esta mañana: "No cabe en ningún modo la demolición de la fachada, pero es perfectamente admisible que cuando haya un elemento en mal estado se pueda sustituir. Lo que no cabe es la demolición completa del edificio, que es lo que planteó inicialmente".

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información