Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las enfermedades laborales cuestan 2.000 millones según CC OO

El sindicato estima que en 2015 sólo se comunicaron el 24% de las dolencias laborales que sufrieron los trabajadores en Cataluña

Un joven trabaja el mármol en Macael (Almería).
Un joven trabaja el mármol en Macael (Almería).

Cataluña registró en 2015 3.316 enfermedades que tienen su origen en las condiciones de trabajo y de ellas, el 52% supusieron la baja laboral del trabajador. Pero el sindicato CC OO ha alertado este lunes de que estas cifras son solo la punta del iceberg de las dolencias laborales que se generan en la comunidad. La organización estima que el 76% de las enfermedades profesionales no se comunican. "No se declaran las que hay y tenemos dificultades en el sistema de comunicación", ha manifestado la responsable de salud laboral del CC OO, Loly Fernández. El sindicato calcula que, al notificarse sólo un 25% de las dolencias vinculadas al trabajo —de las que se responsabiliza la empresa o la mutua laboral contratada—, el resto cuestan al erario público más de 2.000 millones de euros.

En un informe sobre el impacto de la declaración de las enfermedades relacionadas con el ámbito del trabajo, CC OO ha denunciado que la ocultación de las enfermedades profesionales deriva en "evasión de responsabilidades por la parte empresarial y en más costes para el sistema público de salud". En 2015, estas dolencias laborales soterradas supuso a las arcas públicas un desembolso de 2.011 millones de euro, el 21% del gasto público en sanidad. "En este apartado, queremos estimar la sobrecarga financiara que padece la sanidad pública catalana derivada del impago del coste real de las enfermedades profesionales que no son reconocidas como profesionales por parte de las empresas y las mutuas patronales", ha indicado el sindicato en el informe.

La cifra real de enfermedades vinculadas al trabajo en 2015 rondaría las 13.800

Según CC OO, la cifra real de enfermedades vinculadas al trabajo rondaría las 13.800. Fernández ha asegurado que los recortes en la atención sanitaria y el aumento de control hacia los trabajadores que requieren de una baja médica para recuperarse han favorecido la infradeclaración de las dolencias profesionales.

Las enfermedades oseo-musculares son las dolencias vinculadas al trabajo más notificadas (35%). Las siguen las patologías de la piel (14%) y las sorderas por ruido (13%). Con todo, el sindicato ha alertado de que el "gravísimo subregistro" de dolencias notificadas se evidencia en casos como los de los tumores. Aunque, según los registros oficiales, sólo un caso estuvo expuesto a agentes carcinógenos en 2015, las estimaciones de CC OO elevan a 903 los tumores malignos laborales. "Aquí hay muchos problemas para demostrar la exposición del trabajador a un agente carcinógeno. Por ejemplo, con el amianto, que han pasado muchos años desde que se expuso hasta que desarrolló el tumor y existe una gran dificultad para demostrar la exposición", ha indicado Fernández.