Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau rebautiza la plaza de Juan Carlos I como ‘Cinc d’Oros’

El Ayuntamiento sustituye el nombre del cruce entre paseo de Gràcia y Diagonal con su denominación de principios del siglo XX

Cartel improvisado que se puso hace un tiempo a la plaza.
Cartel improvisado que se puso hace un tiempo a la plaza.

La ceremonia, de la que no hay precedentes, consistió en una conferencia sobre la figura del alcalde republicano Carles Pi i Sunyer, a cargo del historiador Francesc Vilanova. El de este jueves es el segundo gesto antimonárquico del equipo de Ada Colau que afecta a Juan Carlos I, el padre del actual jefe del Estado, Felipe VI. Apenas llegar al cargo, en julio pasado, el gobierno municipal dio las primeras muestras de su apuesta por el republicanismo. Antes de que se celebrara un plenario, retiró el busto de Juan Carlos I del salón de plenos, que oficialmente se llama de la Reina Regente. El entonces comisionado de Memoria Histórica, Xavier Domènech, hoy portavoz de En Comú Podem en el Congreso, argumentó que la norma obliga a tener la figura del jefe del Estado, y que Juan Carlos I ya no lo es.

Además del polémico gesto, que levantó gran polvareda, Colau anunció una revisión de las referencias monárquicas “dentro y fuera del Ayuntamiento”. Dentro, en elementos decorativos o nominales. Fuera, revisando las denominaciones de calles y plazas con referencias borbónicas. Entre la docena de espacios en cuestión figuran el paseo Joan de Borbó, la plaza y avenida de María Cristina, la avenida de Borbó, el paseo de Isabel II, la calle de Alfonso XII, la avenida Príncep d’Astúries, la calle de la Reina Cristina o la de la Reina Victòria y el muelle Príncipe de España. La revisión se aprobó en septiembre a raíz de una propuesta de ERC apoyada por Barcelona en Comú, CiU y la CUP.

La alcaldesa tomó el jueves la palabra para definir el 14 de abril como “el único proceso constituyente en nuestro país impulsado desde abajo y cristalizado en los Ayuntamientos”. El portavoz del gobierno, Gerardo Pisarello, comparó el “aire nuevo que abrió un periodo de esperanzas y grandes sueños con los nuevos aires que hoy vuelven a las instituciones”. Y celebró los valores republicanos (igualdad, fraternidad, participación colectiva, educación pública y laica) y “las revoluciones democráticas pasadas y las que están por venir”.

Colau, que acabó con un “Visca la República!”, se ha volcado para celebrar el 85º aniversario de su proclamación. El domingo, una fiesta ciudadana también dará la bienvenida en la rebautizada plaza de Llucmajor por plaza de la República (hasta ahora plaza de Llucmajor). El nombre se dará a este espacio de Nou Barris, el distrito más humilde de Barcelona, porque allí se ubica la estatua de la República que justo estuvo en la renombrada plaza de Juan Carlos I, ahora Cinc d’Oros. Este nombre tiene su origen en la estructura que había en la plaza, con círculos a partir de unas farolas y una rotonda central que recordaban las cinco monedas de la carta de la baraja española, y que tomó más tarde una popular librería. Aun hay quien llama la plaza como el Cinc d’Oros, nombre de consenso que ahorra a la Corporación el debate de elegir a una persona.

El espacio que ocupa el céntrico cruce se ha llamado de varias maneras en las últimas décadas. A comienzos del XX, era la plaza de Pi y Margall, el presidente de la Iª República, que hoy tiene calle entre Gràcia y el Guinardó. El franquismo la bautizó plaza de la Victoria. Y cuatro días después del golpe de Estado del 23-F, en 1981, adoptó el nombre del padre del actual jefe del Estado.

Más información