Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CUP le pide a Colau municipalizar servicios para apoyar los presupuestos

Los anticapitalistas le ponen diez condiciones al Gobierno municipal para aprobar las cuentas

Imagen de la concejala de la CUP Maria José Lecha (i) y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (d).
Imagen de la concejala de la CUP Maria José Lecha (i) y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (d).

La CUP le pone deberes a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. El partido anticapitalista ha presentado este martes un decálogo que pone como condición indispensable para aprobar los presupuestos del equipo de Gobierno municipal. Una de ellas es remunicipalizar servicios como la televisión de Barcelona (BTV), la plantilla de Parques y Jardines y la distribución del agua. La otra, una red local de apoyo a jóvenes para poder abortar libremente. El partido anticapitalista se reserva las otras ocho medidas para ir presentándolas poco a poco. 

El comunicado de la formación deja claro que Colau depende de ellos y le marca el camino en caso de que no quiera aceptar sus propuestas: "Una entente con Ciudadanos". El equipo de Gobierno está respaldado por once concejales de 41, por lo que la alcaldía tiene que hacer equilibrios para sacar adelante sus cuentas. La CUP ya votó in extremis una modificación de crédito de 275 millones de euros sobre las cuentas prorrogadas del gobierno de Xavier Trias (CiU) el pasado 23 de marzo. Entonces ya avisó de que pondría condiciones a la alcaldesa. “Con espíritu constructivo y voluntad de llegar a un acuerdo con Barcelona en Comú [el partido de Colau], extendemos la mano a la negociación", ha dicho la concejala Maria José Lecha.

El concejal Josep Garganté ha sido el encargado de defender la propuesta de remunicipalización: "Son servicios que puede ofrecer perfectamente [el Ayuntamiento] y a un precio más barato que una empresa privada, aparte de que sus plantillas volverían a tener mejores condiciones laborales". Los empleados de BTV son casi 200 personas entre la sociedad pública que gestiona la cadena, Informació i Comunicació de Barcelona (ICB) y las productoras de programas, frente a solo una veintena de plantilla municipal. Lo que pide la CUP es que a todos los trabajadores les contrate directamente el Consistorio.

La otra concejal de la CUP, Marta Rovira, ha detallado la otra medida, una red de derechos sexuales y reproductivos para jóvenes de 14 a 30 años, que tendría un coste de entre 15.000 y 40.000 euros, según ha explicado. El partido avisa de que muchas propuestas que irá pidiendo antes del pleno extraordinario de presupuestos el 21 de abril son "similares" a las que defendía BComú en la campaña electoral. "En caso de que solo acepten algunas de ellas, la decisión de aprobar los presupuestos quedará en manos de las 13 asambleas de barrio", ha avisado la CUP.