Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro heridos en una nueva trifulca entre urbanos y manteros

Un agente y un vendedor ilegal caen rodando por las escaleras del metro de Drassanes hiriendo a dos transeúntes

Un 'mantero' resultó herido en una pierna durante un enfrentamiento con la Guardia Urbana en la Rambla de Barcelona.
Un 'mantero' resultó herido en una pierna durante un enfrentamiento con la Guardia Urbana en la Rambla de Barcelona.

Cuatro personas han resultado heridas este miércoles por la tarde en un nuevo altercado entre los vendedores ambulantes y la Guardia Urbana de Barcelona. Los hechos han tenido lugar poco antes de las 17.00 en la Rambla muy cerca de la parada de metro de Drassanes.

Los agentes de la policía municipal estaban realizando una actuación enmarcada en la lucha contra la venta ambulante ilegal. Según fuentes cercanas al caso, en un momento de la actuación se han vivido diferentes momentos de tensión llegando a producirse un amago de persecución. El dispositivo Victor Alfa, como se denomina al protocolo que deben seguir los Guardias Urbanos en estos casos, prohíbe realizar acciones y detenciones en el interior del metro para evitar incidentes con terceros o que se ponga en peligro a los manteros y a los propios agentes. Los vendedores ilegales conocen esta particularidad y suelen resguardarse dentro de las estaciones evitando así el decomiso de las mercancías.

Según la misma fuente, el agente ha salido a la carrera detrás del vendedor que ha ido a esconderse en la estación de Drassanes. Ambos han caído rodando por las escaleras de la estación. El guardia urbano ha sido trasladado a un centro hospitalario con un corte en una ceja, el vendedor tiene una lesión en uno de sus pies. En la caída han resultado heridas dos mujeres una con diversas rascadas y otra con una lesión en una muñeca. Todos los afectados han sido trasladados a centros médicos.

La Guardia Urbana de Barcelona ha abierto una investigación para esclarecer las peculiaridades de la actuación de este miércoles. Se está tomando declaración a testigos y personas implicadas. También se ha solicitado las imágenes de las cámaras de vigilancia del metro para aclarar los hechos.