Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urkullu afirma que en Euskadi no hay corrupción generalizada vinculada a partidos

El lehendakari cita expresamente al PNV, EH Bildu, PSE y PP vasco para descartar casos de fraude

Iñigo Urkullu y miembros de su gabinete durante el pleno del Parlamento de este viernes.
Iñigo Urkullu y miembros de su gabinete durante el pleno del Parlamento de este viernes.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha aseverado hoy que en "Euskadi no hay corrupción generalizada vinculada a las administraciones públicas" o a "los partidos políticos" y ha citado expresamente a PNV, EH Bildu, PSE-EE y PP vasco.

Urkullu ha respondido así en el pleno de control a una pregunta del parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, sobre el conocido como caso De Miguel, una presunta trama de cobro de comisiones ilegales, en el que están acusados varios exdirigentes del PNV alavés, entre ellos el que fuera número dos de ese partido en Álava entre 2005 y 2009 -cuando supuestamente se produjeron los hechos- y para el que fiscal pide más de 54 años de cárcel.

La pregunta al lehendakari se ha producido justo una semana después de que la Fiscalía alavesa hiciera público el escrito de acusación contra los 26 imputados en esta causa, el mayor sumario de presunta corrupción instruido en el País Vasco.

Urkullu, que era el presidente del PNV cuando se inició la investigación, ha asegurado que "nunca ha mantenido que en Euskadi no haya corrupción" porque "ninguna sociedad está libre de conductas individuales incorrectas", pero ha negado que se pueda hablar en el País Vasco de "corrupción generalizada vinculada a las administraciones públicas y a los partidos".

En concreto ha citado al PNV, EH Bildu, PSE-EE y al PP vasco, partidos que, según ha recordado, durante casi cuatro décadas han gobernado las diferentes instituciones en Euskadi.

"Hablo en plural y desde una realidad global", ha asegurado Urkullu, quien ha argumentado que en la comunidad autónoma no se han dado "mayorías absolutas y sí mucha rotación".

Para justificar la ausencia de una "corrupción generalizada", ha afirmado que Euskadi cuenta con mecanismos de control propio y ha sido pionera en medidas de transparencia y buen gobierno.

También ha querido dejar claro que cuando en 2010 se conocieron las imputaciones del "caso De Miguel" tanto el entonces diputado general de Álava, Xabier Agirre (PNV), como la dirección del partido -Urkullu emplazó incluso a los militantes imputados a que entregaran sus carnés de afiliados- actuó de manera "diligente, inmediata y contundente".

Ha añadido que la acción del partido entonces fue "ejemplar" y que abrió una "forma de proceder ante estos casos que se ha ido imponiendo de forma gradual en casi en todas las formaciones políticas".

También ha dicho que el Gobierno Vasco está personado en esta causa para garantizar la defensa de los recursos públicos, al tiempo que ha defendido la "presunción de inocencia de las personas acusadas".

Maneiro ha preguntado a Urkullu si puede asegurar que ninguno de los supuestos euros defraudados "llegó a las arcas del PNV" mientras era presidente de ese partido y le ha emplazado a responder sin "miedo y con la máxima sinceridad posible".

"¿Miedo de qué?", le ha replicado el lehendakari, quien le ha recordado que los acusados y vinculados al partido entregaron el carné del PNV.

"Las administraciones vascas son fiel reflejo de la sociedad, y la vasca, mayoritariamente, es una sociedad sana y transparente, honesta y con valores, también los funcionarios y los partidos políticos anteriormente citados", ha subrayado Urkullu.

El lehendakari ha insistido que en Euskadi "hay casos puntuales que necesitan ser esclarecidos", que aún están siendo investigados, pero que a "día de hoy no hay ninguna sentencia (sobre presuntos casos de corrupción)".

"Cuando la haya obraremos en consecuencia", ha resumido Urkullu.