Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau garantiza la continuidad del Mobile ante la oferta de Madrid

La presidenta de la Comunidad ofrece la capital como alternativa a Barcelona

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, aseguró ayer que “en ningún momento” se ha puesto en duda que el Mobile World Congress se siga celebrando en la ciudad y recordó que existe un contrato firmado hasta 2023. Colau intentó cerrar con estas palabras la polémica que encendió por la mañana la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, en una entrevista en TVE, cuando ofreció la capital española como nueva sede para el congreso de móviles. La propuesta de Cifuentes llegó tras una semana muy difícil para Colau por culpa de los problemas de movilidad que han generado las huelgas de metro y autobús y algunas inoportunas averías del transporte público. La dirección del Mobile llegó a decir que se sentía “decepcionada”.

“Me gustaría que pudiera venir a Madrid el Mobile, que es lo que vamos a intentar dentro de unos años”. Este fue el anuncio que Cristina Cifuentes realizó durante la entrevista en TVE-1, donde reconoció que desea que el Mobile World Congress se instale en la capital en detrimento de Barcelona. Lo que parecían en principio unas declaraciones espontáneas de Cifuentes se convirtieron por la tarde en un debate político. Cifuentes, a través de su cuenta de Twitter, insistió en que Madrid se merece el congreso por “aportar más estabilidad, infraestructuras, comunicaciones y personal cualificado” que la capital catalana.

Las reacciones llegaron en cadena. Una de las últimas fue la de la alcaldesa de Barcelona. Colau criticó la política de “confrontación del PP” y defendió que, pese a todos los problemas de movilidad, ha sido “la edición de más éxito” del codiciado congreso, en cuanto a número de asistentes y de contactos empresariales cerrados. Los datos definitivos se harán públicos en breve.

La consejera de Presidencia de la Generalitat, Neus Munté, afirmó ayer que entiende que cualquier ciudad de España y de Europa quiera atraer un acontecimiento como el MWC. “Estamos muy orgullosos del Mobile y trabajaremos intensamente para que se pueda seguir celebrando en Barcelona por todo el impacto económico y social que comporta”, aseveró.

Por su parte, el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, evitó también polemizar ayer con Cifuentes y mostró su respeto hacia las declaraciones de “cualquier autoridad”. El líder de ERC resaltó, en cambio, que el Gobierno catalán actúa “con sentido del deber, con coraje y con rigor” al elevar los servicios mínimos de la huelga del metro, con el fin de garantizar el “equilibrio” entre los derechos de todos los ciudadanos.

El coordinador general del Partido Popular en Cataluña, Xavier García Albiol, aseguró ayer que su formación “luchará de manera muy clara y decidida” para que el Congreso Mundial de Móviles permanezca en Barcelona muchos años más. “Más allá de los esfuerzos de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, para acabar aburriendo a los organizadores del MWC para que acaben marchándose, en el PP lucharemos por Barcelona, porque es la mejor opción", indicó el líder popular.

El Mobile se celebra en Barcelona desde 2005. La continuidad del congreso se puso en duda con la llegada de la nueva alcaldesa, Ada Colau. Otras cinco capitales europeas, entre ellas París, aspiraban a hacerse con el evento. Pero en julio, la alcaldesa firmó la prórroga con la organización, GSMA, hasta 2023. Entonces, John Hoffman, celebró la renovación: “Estamos encantados de anunciar que Barcelona seguirá siendo Mobile World Capital y sede del Mobile World Congress durante los próximos ocho años”.

Hace ya meses que Cifuentes viene planteando esta idea, desde el pasado mes de agosto, cuando anunció que trabajaría para que el MWC se celebre en el futuro en Ifema y cuando también apostó por implantar una gran Feria Tecnológica en Madrid.

El año pasado, la feria atrajo a 90.000 visitantes, generó un negocio de 436 millones de euros y creó 12.500 empleos temporales. En esta edición, podría cerrar con 100.000 visitantes.