Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El teatro de Los Corderos toma la sala Hiroshima

'La banda del fin del mundo' mezcla gesto, texto y música

El teatro bastardo de Los Corderos ha aterrizado en la sala Hiroshima para ofrecer un frenético e intenso espectáculo sobre la improbabilidad. El dúo formado por Pablo Molinero y David Climent incorpora a una mujer por primera vez; se trata de la concertista y cantante danesa, Pia Nielsen. El espectáculo La banda del fin del mundoes una trepidante propuesta en la que se mezclan el gesto, la música y el texto de forma íntima para arrastrar al público a un mundo lejos de la realidad previsible; la cotidianidad queda desterrada de la obra. Su propuesta es que el espectador desnude su alma y se deje arrastrar por el cautivador caos que ocurre en escena.

Al igual que su penúltimo espectáculo, ULTRAinnocència, este grupo propone al público adentrarse en el mundo del más allá y dejar atrás la putrefacta sociedad en la que vivimos. Magnífico el momento en que el ukelele electrónico se eleva como una nave espacial.

La noche del viernes en la sala Hiroshima no cabía ni un alfiler. Son muchos los admiradores de este grupo desde que presentaron su primer espectáculo en 2006, Crónica de José Agarrotado (menudo hijo de puta). Su fuerza reside en su apuesta por lo auténtico, su corrosiva y apasionada sátira sobre la sociedad actual y la energía de sus intérpretes. En esta ocasión Climent y Molinero han concebido este espectáculo como un concierto de rock. Durante setenta minutos sueltan un delirante y punzante discurso sobre la sociedad actual mientras no dejan de cantar y tocar el ukelele y la flauta. La envolvente voz de Pia Nielsen les acompaña en esta aventura. El grupo estará en la Hiroshima hasta el 14 de febrero. No se los pierdan; no se aburrirán.