Delphi busca un inversor que se quede con la planta de Sant Cugat

La firma anuncia a los trabajadores que la fábrica cesará la actividad a finales de 2016

Sede de la empresa Delphi en Sant Cugat.
Sede de la empresa Delphi en Sant Cugat.Tejederas

La firma del sector automovilístico Delphi Diesel Systems ha anunciado este jueves al comité de empresa de la fábrica de Sant Cugat que esta se quedará sin carga de trabajo a partir de final de año. Fuentes de la compañía evitan hablar de un cierre, ya que el fabricante de bombas de inyección de diésel se encuentra inmerso desde el verano pasado en la búsqueda de un inversor que reconvierta la fábrica en la que trabajan 700 personas. Aunque la dirección ha informado a los representantes de la plantilla que quiere ejecutar "un cierre ordenado", con despidos repartidos a lo largo del año, según ha explicado el presidente del comité, José Antonio Morán.

Más información

Fuentes de Delphi han asegurado que la planta de Sant Cugat ha funcionado gracias a las subvenciones de la filial francesa durante los últimos ocho años, ocasionando pérdidas por el valor de 100 millones de euros. "Pero en Francia también hay problemas y cerrarán algún centro, así que no van a seguir haciéndolo", han explicado. A esto se suma la pérdida de su principal cliente, Mercedes, que ha adjudicado este producto a Bosch. La compañía, sin embargo, ha presentado este jueves sus resultados a nivel mundial, que reflejan un aumento del 6% en los ingresos en Europa.

Morán ha admitido que los trabajadores ya sabían de las intenciones de la firma porque "hacía tiempo" que no se adjudicaban nuevos productos a Sant Cugat. Lo que hasta ahora no se había determinado era la fecha de cierre. La plantilla estaba al corriente de la búsqueda de un inversor que mantenga la mayor cantidad posible de puestos de trabajo. De momento, hay algún interesado procedente del mismo sector, pero el proceso continúa abierto.

La planta ya vivió un expediente de regulación de empleo en 2013 que afectó a 173 empleados. La plantilla actual está compuesta por 540 trabajadores directos a los que se suman 160 empleados de contratas. "Hace cinco años éramos más de 1.000", ha lamentado Morán.

Delphi cuenta con otra fábrica en Sant Vicenç dels Horts, que fabrica un producto diferente. Esta no se verá afectada, pese a que ha sufrido continuos expedientes de suspensión de empleo en los últimos años debido a un "excedente de capacidad", según ha explicado Delphi.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50