Gabriel: “JxSí dijo que la cabeza de un israelí vale por diez palestinos”

La diputada afirmó que la coalición comparó así a las dos formaciones secesionistas

La diputada de la CUP Anna Gabriel en el Parlament.
La diputada de la CUP Anna Gabriel en el Parlament.A. Garcia

Anna Gabriel ha afirmado este lunes que "con el acuerdo se ha conseguido que haya un liderazgo que nos permita ampliar la base social" del independentismo. La diputada de la Candidatura d'Unitat Popular ha asegurado que en la formación estaban "convencidos de que no habría acuerdo porque los últimos intentos no parecía que fuesen fructíferos". El viernes por la tarde, Gabriel habría dicho "que todo apuntaba a que no" se conseguiría un candidato de consenso alternativo a Artur Mas para la investidura.

Más información
Puigdemont mantiene la vía de Mas
La CUP exhibe la salida de Mas para aplacar las críticas internas
Esquerra asume parte del poder y enfila la hegemonía

Gabriel ha recordado que los anticapitalistas propusieron grabar las conversaciones con Junts pel Sí pero que la coalición de CDC y ERC se negó. "La cabeza de un israelí vale por diez palestinos, eso se nos ha dicho en las negociaciones y nosotros no nos hemos levantado de la mesa ni hemos llamado racista a la persona que lo ha dicho". La diputada no ha querido dar nombres y ha insistido en que por ejemplos como este, la CUP pidió grabar las reuniones.

La diputada de la formación anticapitalista ha reconocido que "hay cosas que no podremos impedir" que se aprueben en esta legislatura. El ejemplo que ha puesto es el apoyo desde Educación a las escuelas concertadas. En una entrevista en RAC1, Gabriel ha explicado que no se ha necesitado hacer una asamblea para tomar la decisión de apoyar a Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat y lo resolvieron en su consejo político: "Las bases estaban muy sentadas. Conocemos a nuestra organización, por eso convocamos al órgano pertinente para ratificar el nombre".

"Puigdemont lleva muchos años en política pero no es una persona a la que se identifique con las políticas de la Generalitat ni con el pujolismo". La diputada ha apuntado que con su designación como presidente se "demuestra" que "el proceso es un movimiento colectivo y plural". "El sábado fue la primera vez que escuché el nombre de Puigdemont como candidato", ha revelado.

En la primera parte del discurso de Puigdemont, Gabriel echó en falta que se hiciese hincapié "en la excepcionalidad" de la situación. La diputada destacó el "tono afable y respetuoso" del presidente. "Agradecimos que no se añadiera más presión al momento", ha reconocido. También ha reiterado que los dos diputados de la CUP que colaborarán con Junts pel Sí no se inscriben en su grupo parlamentario: "Se incorporan a la dinámica de deliberación, discusión y trabajo de la coalición para garantizar la gobernabilidad".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El 40% del grupo parlamentario de los anticapitalistas se renovará y habrá que redistribuir las funciones. "A nosotros esto no nos parece un trasvase. Todos los diputados, evidentemente, estábamos dispuestos a dimitir", ha zanjado. Y respecto al todavía líder del partido ha dejado claro que la decisión es suya: "Baños tendrá que decidir lo que quiere hacer. Ayer quiso venir a votar y es comprensible". Ante las críticas que ella ha recibido, Gabriel ha querido dejar claro que siempre ha ejercido de portavoz del colectivo de la CUP aunque también milite en la organización Endavant: "En todo momento me he debido a la CUP y no a ninguna otra organización".

Artur Mas y Gabriel se dieron la mano ayer al terminar el Pleno de investidura. La diputada, que ejerció como presidenta del grupo parlamentario, ha manifestado que la formación anticapitalista apoyará a Mas en el proceso jurídico derivado de la consulta del 9 de noviembre. "Si le parece bien que la gente de superizquierdas e hiperrevolucionarios estemos allí, estaremos", ha dicho.

"La CUP tiene una nueva cultura política valiente. No creemos que este acuerdo nos haga perder la dignidad ni nos haga desaparecer como espacio político", ha asegurado Gabriel, que considera que la declaración de independencia del 9-N, aprobada por el Parlament y suspendida por el Tribunal Constitucional, es "la base" del pacto que se culminó este domingo con la investidura de Puigdemont.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS