Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urkullu: La llamada de Rajoy fue “de cortesía”, no para hablar de pactos

El lehendakari remitió a su partido, el PNV, para dialogar sobre "el escenario político institucional" en España

Iñigo Urkullu
El lehendakari, Iñigo Urkullu, atiende a los periodistas este miércoles tras visitar el Hospital de Galdakao.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha explicado hoy que la llamada que recibió el pasado lunes del presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, para informarle de las negociaciones para formar gobierno fue un acto de “cortesía institucional”, no para lograr un posible acuerdo con el PNV para su investidura.

El lehendakari ha asegurado que a pesar del "desencuentro" constatado durante cuatro años con el PP y Rajoy en la defensa y avance del autogobierno, y en otros asuntos como la paz y la convivencia, las relaciones entre ambos mandatarios ha mejorado, sobre todo a raíz de los últimos sucesos de terrorismo islamista y tras las elecciones generales del 20-D.

Urkullu insiste en que la llamada de Rajoy es solo un acto de “cortesía institucional”, puesto que la interlocución para obtener apoyos para su investidura como presidente del Gobierno central corresponde a los partidos políticos y, en este caso, al PNV.

"Es al PNV a quien le corresponde el diálogo sobre lo que pueda ser el escenario político e institucional en el que está el Estado Español y sobre las posibilidades que se puedan abrir o no en lo que pueda ser una negociación", ha manifestado Urkullu tras visitar esta mañana el Hospital de Galdakao (Bizkaia).

Urkullu ha añadido que no le corresponde a él entablar negociaciones sobre la gobernabilidad de España: "Yo me quedo en la cortesía institucional, en la medida en la que yo represento también ordinariamente al Estado".

En la misma línea, el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha señalado que la llamada de Rajoy a Urkullu para informarle de las negociaciones para formar gobierno fue "de cortesía" y que no hubo "propuestas formales ni nada parecido". "Fue una llamada de cortesía. Es verdad que, en la noche electoral también hubo un cruce de mensajes, en el que el lehendakari le felicitó por los resultados, ya que ganó, y recibió la respuesta a través de otro mensaje. Esta llamada no ha tenido especial importancia, y no ha habido propuestas formales ni nada parecido. Le llamó por cortesía, para trasladarle cómo ve las cosas y cómo está encontrando dificultades", ha explicado.

"El lehendakari es el máximo responsable del Gobierno vasco, de una institución, y la investidura de Rajoy o de quien sea, se va a hacer en el Congreso de los Diputados en Madrid, donde el Gobierno vasco no tiene presencia, sino los diputados que en las últimas elecciones consiguieron un asiento, entre los que están los seis del PNV, y en sus manos está tener una opinión o una posición u otra en torno a la investidura, sea de Rajoy o de cualquier otro. Por eso, el interlocutor no es el Gobierno vasco, sino el PNV", ha explicado.

Más información