Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento refuerza los carriles bici y crea zonas de wi-fi gratuito

Ahora Madrid y el PSOE destinarán los 266 millones de remanente de tesorería a inversiones en vez de amortizar deuda como hacía el PP

Manuela Carmena Ampliar foto
Manuela Carmena, ayer en el pleno municipal.

El Ayuntamiento de la capital, que gobierna Manuela Carmena (Ahora Madrid) con el apoyo del Partido Socialista, dedicará el remanente de tesorería del presupuesto municipal de 2015 (elaborado por Ana Botella y gestionado por el Partido Popular hasta junio) a inversiones en la ciudad. Serán 266 millones que servirán, entre otras cosas para construir carriles bici, crear zonas gratuitas de wi-fi y comprar autobuses no contaminantes, según han avanzado a EL PAÍS fuentes de Ahora Madrid y del Partido Socialista. Ambas formaciones han pactado destinar ese remanente a inversiones en vez a amortizar deuda, como hacía Botella.

La exalcaldesa (2012-2015) cerró 2014 con un superávit de 966 millones de euros y un remanente de tesorería de 406 millones de euros. La Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera aprobada por el Gobierno del Partido Popular obliga a destinar ese remanente a amortizar deuda o a inversiones sostenibles (que no generen gasto corriente). Botella optó sobre todo por lo primero, y dejó sólo 48,5 millones para 300 actuaciones “para mejorar la ciudad”; de esa cantidad, los distritos gestionaron 10 millones.

Este año, Ahora Madrid y el PSOE han pactado destinar los 266 millones de remanente de tesorería a “fomentar el empleo; mejorar la calidad de los servicios e instalaciones municipales tras los largos años de abandono del PP”; y a que “los distritos más desfavorecidos y olvidados puedan disfrutar de los mismos servicios e instalaciones que otras áreas”. “El destino de estos fondos dejará de beneficiar a los bancos para pasar a beneficiar a los ciudadanos”, han asegurado el concejal de Hacienda, Carlos Sánchez Mato (Ahora Madrid), y la portavoz socialista, Purificación Causapié.

La instalación de conexión inalámbrica a Internet (wi-fi) en zonas de gran afluencia de gente costará 9,2 millones de euros, que también contribuirán a incorporar a los mayores y a la población excluida a la tecnología. Se instalarán desfibriladores en los mercados municipales (3,9 millones de euros), además de acondicionarlos y mejorar su accesibilidad. Se destinarán 10,6 millones a rehabilitar el centro de atención a drogodependientes y el polideportivo Gallur, entre otros.

La creación de vías ciclistas y la mejora del asfaltado y las aceras de la ciudad se llevarán 82,9 millones. Instalar puntos limpios en Arganzuela y Carabanchel costará 41,5 millones. Se comprarán 220 autobuses no contaminantes y se financiará un proyecto de vehículo eléctrico de pasajeros con carga por inducción, con una partida total de 78,5 millones de euros. Y se destinarán 8,7 millones a restaurar la fuente de la Cibeles, el monumento a las víctimas del atentado del 11 de marzo de 2004 en la plaza de Carlos V, y el teatro de Madrid, junto a La Vaguada.

 Además, los distritos recibirán inversiones por valor de más de 30 millones de euros: Centro tendrá 717.000; Arganzuela, 546.878 euros; Retiro, 568.400; Salamanca, 405.000; Chamartín , 1.160.000; Tetuán , 194.000; Chamberí, 328.000; Fuencarral-El Pardo, 520.000; Moncloa-Aravaca, 1.398.300; Latina, 450.000; Carabanchel, 3.800.000; Usera, 1.358.000; Puente de Vallecas, 2.943.170; Moratalaz, 671.000; Ciudad Lineal, 733.000; Hortaleza, 3.174.478; Villaverde, 427.600; Villa de Vallecas, 1.518.000; Vicálvaro, 1.310.000; San Blas-Canillejas, 6.668.000; y Barajas, 2.026.000.

Carmena aprueba el presupuesto con apoyo del PSOE

El Ayuntamiento de la capital aprobó esta mañana sus presupuestos para 2016 con el voto a favor de Ahora Madrid y del PSOE, que mantiene a Manuela Carmena en la alcaldía. Tanto el Partido Popular como Ciudadanos han votado en contra de unas cuentas que incrementan un 26% el gasto social y un 43% las inversiones en la ciudad. Se han aprobado 60 enmiendas de Ahora Madrid, 24 del PSOE, tres del PP y 28 acordadas por varios grupos.

El incremento de gasto previsto “al servicio de las necesidades sociales de los madrileños”, en palabras del concejal de Hacienda, Carlos Sánchez Mato (Ahora Madrid), ha sido posible gracias a que el pago de la deuda municipal supone sólo el 14% del presupuesto, frente al 27% de 2015.

“Éstos son los presupuestos de la esperanza, los cimientos de algo nuevo”, añadió Sánchez Mato, “los presupuestos del sí se puede”. Frente al largo aplauso con el que Ahora Madrid y el PSOE recibieron la aprobación de las cuentas, el Partido Popular, por boca del edil José Luis Moreno, lamentó que no se hubiera podido prorrogar la política económica de la anterior alcaldesa, Ana Botella. Por su parte, Begoña Villacis (Ciudadanos), que presento una enmienda a la totalidad (rechazada por Ahora Madrid y PSOE, con la abstención del PP) criticó los gastos superfluos en los que, en su opinión, incurren los presupuestos. La portavoz socialista, Purificación Causapié, defendió el avance que, en su opinión, suponen estas cuentas para los ciudadanos en cuanto a inversiones, medio ambiente o cultura.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información