Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reactivadas las obras de los antiguos cuarteles de Sant Andreu

El acuerdo entre el Ayuntamiento y el Consorcio de la Zona Franca desencalla el proyecto

Vista de la parcela de los antiguos cuarteles de Sant Andreu
Vista de la parcela de los antiguos cuarteles de Sant Andreu

El Consorcio de la Zona Franca y el Ayuntamiento de Barcelona han acordado reactivar la urbanización de los antiguos cuarteles de Sant Andreu y dar paso a la construcción de los equipamentos, paralizados desde hace ocho años, y del primer edificio de viviendas para realojar a las 68 familias afectadas por las obras de urbanización.

El acuerdo, firmado esta mañana tras una reunión del plenario del Consorcio en el que ha participado Ada Colau, estipula que el Consorcio de Zona Franca hará una dación en pago al Ayuntamiento de Barcelona de cuatro fincas de equipamientos y de vivienda dotacional que suman un total de 6.200 metros cuadrados de superficie y 23.000 m de techo, en el barrio de los cuarteles, así como la dación en pago de 44 viviendas de protección que el Consorcio construye en el barrio de Marina.

A cambio, el Ayuntamiento de Barcelona asume el coste de las obras de urbanización pendientes en los cuarteles. Una cifra que asciende a 13 millones de euros.Está previsto que las obras se inicien en enero de 2016.

Ya hace ocho años y medio que el Ayuntamiento de Barcelona aprobó el proyecto pero, en todo este tiempo, se ha avanzado muy poco. En la inmensa parcela de 100.000 metros cuadrados que hay en la zona de los cuarteles de Sant Andreu debían construirse 1.000 viviendas protegidas y una docena de equipamiento de caracter social y municipal como una guardería, una residencia para ancianos, un polideportivo, un centro cívico o un albergue de jóvenes, entre otros que aún deben definirse. De los 12 equipos aprobados, sólo se ha hecho la comisaría de los Mossos, una escuela y un ambulatorio

El convenio está firmado por el Plenario del Consorcio, compuesto por representantes del Gobierno de España, del Ayuntamiento de Barcelona y por las principales entidades económicas que operan en Barcelona, y su Comité Ejecutivo presidido por Jordi Cornet, delegado especial del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona. El pacto recoge también la aprobación del presupuesto del Consorcio de Zona Franca para 2016, que estima invertir 38 millones de euros. Un total de 26 millones del presupuesto irán destinados a los proyectos inmobiliarios en los cuarteles de Sant Andreu (18,6 millones) y en la promoción de vivienda pública en el barrio de La Marina (7,9 millones).

El Consorcio cuenta con 1.870 viviendas programadas en terrenos de su propiedad en el barrio de La Marina (1.390) y en los antiguos carteles de Sant Andreu (480), de los cuales, 760 tienen la calificación de protección social.La alcaldesa Colau ha manifestado en el Plenario la voluntad de examinar la actualización de los estatutos jurídicos del Consorcio de común acuerdo con el resto de grupos municipales del ayuntamiento y del nuevo Gobierno del Estado que saldrá de las elecciones del 20 de diciembre.