La CUP decidirá el 27 de diciembre si finalmente apoya a Mas

El presidente pide a la formación anticapitalista que abandone su "tozudería"

El plazo para que Junts pel Sí y la Candidatura d'Unitat Popular lleguen a un acuerdo se estrecha. Oficialmente, el 10 de enero se convocarán elecciones si no hay presidente. Pero la CUP resolverá su debate interno, de forma aparentemente definitiva, antes: el 27 de diciembre. Ese día, la formación anticapitalista reunirá a sus militantes en una Asamblea. Lo que hizo el pasado domingo, apuntan en el partido, fue un debate para tomar el pulso a la militancia. En el acto que celebrará una semana después del 20-D tomará la decisión de investir a Mas o mantener su negativa e ir a elecciones.

El presidente de la Generalitat en funciones ha vuelto a poner presión sobre la CUP aprovechando la entrega de un premio de la Fundación Catdem, de Convergència. Mas ha invitado a los anticapitalistas a aparcar “la tozudería” y a abandonar el veto a su presidencia. “Vetar es lo que hace el Estado español”, ha comparado, antes de jugar con las palabras para pedir su investidura: “Más votar, y menos vetar”. El líder de Junts pel Sí ha insistido en que si el resultado de la negociación pone el proceso independentista en manos de la CUP muchos catalanes dejarán de apoyarlo. “Nos hace falta más gente dispuesta a ir a favor y menos que vaya a la contra”, ha insistido el presidente catalán.

Más información
El rechazo de la CUP a investir a Mas abre la vía a unas nuevas elecciones
La CUP propuso investir presidente a Pi-Sunyer

La CUP no se ha amilanado ante la catarata de críticas de Junts pel Sí, que le exige un “gesto” que demuestre su voluntad de pacto. El diputado de la CUP, Sergi Saladié, ha afirmado que después de dos meses de negociaciones con Junts pel Sí no tienen ningún acuerdo cerrado más allá de la declaración de independencia que aprobó el Parlament y que previsiblemente suspenderá el Tribunal Constitucional esta misma semana. Saladié ha instado a la coalición de CDC y ERC a "que bajen a la arena" para debatir las propuestas que su propia coalición llevaba en el programa electoral.

"Entendemos que el gesto lo deben hacer ellos, como mínimo para poder llegar a acuerdos sobre lo que les plateamos y ya está en su programa", ha apuntado el diputado. La CUP celebrará el 27 de diciembre su Asamblea Nacional para decidir, finalmente, qué postura adoptará ante un posible acuerdo o si se prepara para concurrir de nuevo a unas elecciones catalanas.

"No podemos ir de nuevo con una hoja en blanco", ha aseverado Saladié. Los anticapitalistas han optado por alargar al máximo las negociaciones y reunir a su militancia en la fecha límite para que la decisión adoptada llegue a tiempo de que la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, convoque otro pleno de investidura antes del 10 de enero.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Saladié ha emplazado a Junts pel Sí a recuperar el ritmo de conversaciones de la semana pasada "para ver si son capaces de comprometerse con su propia hoja de ruta". El representante de la CUP se afanó en mostrar la voluntad de su partido a seguir negociando porque, considera, en el caso contrario se traiciona el mandato del 27-S: "Si los espacios de conversaciones actuales no son cómodos para Junts pel Sí estamos dispuesto a cambiarlos para poder llegar a acuerdos".

"Nos parece una falta de respeto que cosas que ellos llevan en su programa no sean capaces de aceptarlas en cuestión de minutos, hace falta tener más inteligencia política y no llegar a una cumbre in extremis en la que no se pueda reflexionar". El diputado también ha insistido en que el domingo las bases de la CUP aprobaron la estrategia actual del grupo parlamentario, sin embargo, ha aclarado que "el escenario no tiene por qué excluir al actual president" del futuro Gobierno.

La CUP ha reiterado que ve necesario encontrar "fórmulas más democráticas, plurales y transversales" para la presidencia de la Generalitat. La opción de un Govern liderado por Mas con tres grandes áreas de gobierno no es una propuesta real para los anticapitalistas: "Es el acuerdo entre CDC y ERC para gestionar ellos el poder". Saldié ha explicado que "a partir de esta fórmula hay que trabajar" una verdadera propuesta. "Lo primero lo que tenemos que hacer es recuperar la declaración de independencia porque, ahora mismo, el hecho de recurrirla ante el TC demuestra que no se le hace caso", ha sentenciado.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS