Dos años para juzgar a un expresidente de la Generalitat valenciana

El juez fija la vista oral contra Olivas para octubre de 2016 Tomó la decisión de sentarlo en el banquillo en 2014

Vídeo de la salida de Olivas del juzgado tras pasar dos días detenido. / ATLASFoto: atlas | Vídeo: Atlas

El expresidente de la Generalitat valenciana José Luis Olivas será juzgado por presunto fraude fiscal y falsedad documental en octubre de 2016. El juzgado de Instrucción número 14 de Valencia ha señalado para entonces un juicio cuya apertura dictó en diciembre de 2014. Casi dos años tardará de ese modo en materializarse la vista oral de un asunto en el que el exdirigente del PP se enfrenta a tres años de cárcel.

Olivas será juzgado con Vicente Cotino, sobrino del expresidente de las Cortes Valencianas, Juan Cotino y responsable durante años de Sedesa, la empresa de obra pública y otras actividades de su familia. Ambos han rechazado las acusaciones, que tienen su origen en un pago de 580.000 euros del grupo empresarial de Cotino a Olivas a través de una sociedad que este último compartía con su esposa.

El fiscal sostiene que "de mutuo acuerdo y con ánimo de defraudar a la Hacienda Pública" Cotino y Olivas decidieron que el pago, "cuya causa y finalidad se desconoce", fuera contabilizado "como gasto deducible" por Sedesa. Olivas era en aquel momento, 2008, presidente de Bancaja y de Banco de Valencia. El ministerio público considera que para tratar de justificar el pago, "los acusados crearon un documento que aparentaba ser una factura firmada por José Luis Olivas" y que era la única emitida por la sociedad de este último aquel año.

La fiscalía también mantiene que cuando la Agencia Tributaria solicitó al expresidente una justificación de los servicios prestados a Sedesa, supuestamente relacionados con un asesoramiento en una operación de energías renovales, Olivas entregó "un informe de tres páginas firmado por su esposa" que no respondía "a ninguna gestión llevada a cabo para dicha venta, ni contenía ninguna información útil para ella".

El expresidente, que tiene otras dos causas judiciales abiertas, afirma que sí realizó un trabajo de asesoría para Sedesa. Y que la venta de la participación de Cotino en Proyectos Eólicos Valencianos hizo ganar decenas de millones de euros tanto a Bancaja como a Sedesa Él solo recibió una gratificación, añade, y el informe de tres páginas que critica el fiscal eran las "notas" que utilizaba en las reuniones con las partes que intervenían en la operación.

Olivas fue presidente de la Generalitat entre 2002 y 2003. En julio pasado estuvo dos días detenido por la Guardia Civil por una de las operaciones financiadas por Bancaja, en concreto un proyecto inmobiliario en la costa caribeña de México mediante la sociedad Grand Coral.

Sobre la firma

Ignacio Zafra

Es redactor de la sección de Sociedad del diario EL PAÍS y está especializado en temas de política educativa. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y Máster de periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid y EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS