Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cien manifestantes piden la unidad de España ante la Generalitat

Las entidades De España y Catalanes y el movimiento Som a Temps piden a la justicia que juzguen a Mas por un delito de sedición

Los manifestantes desplegaron una señera gigante
Los manifestantes desplegaron una señera gigante

La entidad De España y Catalanes y el movimiento Som a Temps han concentrado esta tarde a un centenar de personas en la plaza Sant Jaume de la capital catalana para denunciar que “los separatistas están promoviendo un golpe de Estado apoyándose en un sistema electoral hecho a su medida”. Ambos colectivos han solicitado la actuación de la justicia para “sentar en el banquillo a Artur Mas por un delito de sedición”.

Eduardo García, el presidente de España y Catalanes, pretende con esta manifestación que “se visibilice que hay catalanes que estamos a favor de la unidad y no la independencia”. El próximo 6 de diciembre han convocado una manifestación en la plaza Urquinaona de Barcelona en apoyo a la Constitución y esta tarde la asociación ha querido comenzar a “calentar los ánimos justo delante de la Generalitat”.

A las 19.30 los manifestantes se han colocado en las puertas del Palau de la Generalitat con dos pancartas que rezaban: “Catalanidad es Hispanidad” e “Indisoluble”. Allí han realizado diversos discursos en los que se llamaba a “la democracia” y en tono amenazante, García ha sentenciado: “No dejaremos que nos arrebaten lo que es de todos”. Los manifestantes lucían carteles, banderas españolas y una señera de cerca de diez metros de longitud.

García ha asegurado que el proceso de secesión es un acto de “desprecio a la democracia y a la voluntad de los catalanes que mayoritariamente han desautorizado sus pretensiones en las pasadas elecciones autonómicas”. El presidente de España y Catalanes ha calificado a “Artur Mas de ser el mayordomo de la familia Pujol Ferrusola que necesita volver a ser presidente para seguir tapando los casos de corrupción”.

Tras los discursos han comenzado las proclamas. Tras el repetitivo “viva España” se ha gritado: “Viva el Rey”, “viva Cataluña” y “viva la Constitución”. Acto seguido, ha sido el turno de los insultos y reproches a Artur Mas: “Tienes dinero para estelades y no para hospitales” seguida de un sorprendente “viva España católica”.

Tras el acto una decena de jóvenes se ha paseado por la plaza Sant Jaume luciendo la señera gigante y se han vuelto a convocar para el próximo miércoles.