Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Coscubiela asegura que facilitaría un Gobierno no independentista sin Mas

Joan Coscubiela tilda la situación del Parlament de “hibernación” y “desconcierto”

Joan Coscubiela en el debate pleno en el Parlament.
Joan Coscubiela en el debate pleno en el Parlament.

Los partidos de la oposición en Cataluña se afanan en denunciar estos días la imagen de parálisis institucional ante el bloqueo de las conversaciones entre Junts pel Sí y la CUP para buscar un presidente. Las formaciones no paran de hacer ofertas de Gobiernos alternativos. Después de que el pasado lunes el líder socialista Miquel Iceta ofreciera a CDC un Gobierno “catalanista”, el portavoz de Catalunya Sí que es Pot en el Parlament, Joan Coscubiela, ha dicho este miércoles que su partido no pondrá “palos a las ruedas” si hay una oferta desde Junts pel Sí de un candidato que no sea de Convergència y que “reconduzca la situación” trabajando por un referéndum pactado con el estado.

El líder de la izquierda alternativa, Lluís Rabell, se ha negado en rotundo en varias ocasiones a facilitar una presidencia propuesta por alguien de Junts pel Sí, si no se sale de la hoja de ruta independentista. Ante la posibilidad de que ese cambio se produzca, sobre todo después de las dudas que en los últimos días han expresado varios dirigentes de Convergència –ayer Francesc Homs dijo que no hay condiciones para llegar “hasta el final” en la ruptura con España-, la izquierda alternativa se ofrece como garante de la formación de un Gobierno pronto y que evite unas nuevas elecciones en marzo.

Eso sí, las condiciones son claras. Coscubiela ha insistido en que su voto “será siempre contrario y beligerante contra cualquier propuesta de hacer a Mas o a cualquier diputado convergente presidente de la Generalitat”, ha repetido. Los recortes y la corrupción son líneas rojas evidentes y conocidas de la coalición de izquierdas para rechazar al presidente en funciones.

Pero dentro de Junts pel Sí también está Esquerra y miembros independientes con un perfil más social. Aunque la formación no aclara nombres ni comenta “hipótesis que no están sobre la mesa formalmente”, si que reconoce que “estudiaría” la posibilidad si hay una propuesta formal. En cualquier caso su postura sería de abstención, y no de un voto afirmativo.

Para Coscubiela es importante que no se lleguen a repetir elecciones “porque alargaría más el periodo de hibernación del Parlament”, ha dicho, que impide la tramitación de las leyes de “rescate social” que su grupo quiere defender.

Catalunya Sí que es Pot ha presentado una batería de actividades parlamentarias con las que lanzar la idea de que la formación sí está trabajando en una agenda social mientras la Generalitat está en funciones. El partido ha anunciado que se reunirá este jueves con el PSC y el viernes con la CUP para aunar fuerzas en torno a propuestas sociales. El partido quiere proponer la celebración de un pleno extraordinario sobre “la emergencia social” antes de que acabe el actual periodo de sesiones. Es decir, antes de fin de año. Para ello necesita el acuerdo de, al menos, otro grupo.

Otras líneas en las que está trabajando el grupo, según Coscubiela, son medidas contra la corrupción y a favor del derecho a decidir o iniciativas para poder ejercer las funciones de control del Gobierno o de posicionamientos políticos como el rechazo al tratado de libre comercio que la UE negocia con EE UU y la reforma de la ley de financiación de partidos. Por último, el partido prevé en la primera reunión de la Mesa la exigencia de que el Parlament desbloquee la ILP de la renta garantizada para que entre en vigor en 2016. “La gente no entenderá que hayamos encontrado mecanismos para hacer una resolución independentista y no para esto”, ha añadido.

Más información